×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Independencia

Juan Carlos Ramos León
~
17 de Septiembre del 2018 09:53 hrs
×


Compartir



Liga Corta




¿Qué celebramos el 16 de septiembre? El inicio de la guerra de independencia de la dominación colonial española. ¿Cómo lo celebramos? Algunos reuniéndonos con la familia y amigos entorno a la televisión o en las plazas públicas de las entidades en donde vivimos para contestar a una serie de exhortaciones hechas por la autoridad gubernamental correspondiente, la última de las cuales repite tres veces: “¡Viva México!”. Después, pasamos un rato de dispersión escuchando música, bailando y degustando riquísimos platillos mexicanos. Por supuesto que hay quienes caen en el exceso y terminan celebrando el día de la independencia de México en los separos de la policía o en algún hospital.

Por supuesto que es un día en el que el nacionalismo está a flor de piel. Ojalá que el festejo nos dejara algo más que una resaca y nos volviera aunque fuera un poquito mejores mexicanos, ¡a nuestro querido México le urge! ¿Qué podemos hacer?

Bien, ¿por qué no, el lunes que nos presentemos a nuestros trabajos lo hacemos puntualmente, nos enfocamos a trabajar de manera eficaz y eficiente, nos esmeramos en brindar una destacada atención a los usuarios de nuestros servicios, y, si nos sobra tiempo después de cumplir con nuestras responsabilidades, ofrecemos a nuestros compañeros algo de apoyo con las suyas y, cuando volvamos a casa dejamos los problemas del trabajo en el trabajo y dedicamos un poco de tiempo de calidad a los nuestros?

¿Y qué tal si también, al asistir a lugares públicos como un restaurante, un cine o un concierto, tratamos de tener presente que estamos rodeados de personas que quieren y merecen, al igual que nosotros, de un rato de recreo y respetamos las normas básicas de convivencia para que a todos nos toque en su justo momento sin pretender sacar ventaja de nuestras relaciones o influencias para pasarnos adelante de la fila?

Yo creo que el grito de “¡Viva México!” lleva intrínseco el compromiso de hacer que verdaderamente viva México, con la sangre que sus hijos hacemos que fluya por sus venas. Está claro que si queremos un buen México sólo podremos lograrlo si somos nosotros buenos mexicanos. Así que ¡Viva México!

soyciudadanodeapie@gmail.com