×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Historias humanas

Anwar es un bombero con pasión por ayudar

Carlos Montoya
~
20 de Septiembre del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Este trabajo ha marcado su vida.
Cortesía / Este trabajo ha marcado su vida.

RÍO GRANDE.- Con 10 años de experiencia dentro de la Coordinación Municipal de Protección Civil y Bomberos, Anwar Pérez Cervantes es un elemento que se ha ido capacitando con el único propósito de ayudar al prójimo.

Dijo que fueron dos los motivos que lo llevaron a convertirse en bombero: el primero de ellos fue por querer ayudar a la gente de la mejor manera, porque considera que en una labor como esta hay que estar altamente capacitado, de lo contrario un apoyo puede convertirse en algo peor.

Y la otra, fue cuando fungió como brigadista en una cadena de tiendas de autoservicio en su natal Río Grande, ya que de ahí surgió el interés por aprender conocimientos en atención prehospitalaria, rescate y control de incendios, y los adquirió por las capacitaciones que les daban bomberos de otros lugares, como Torreón.

“La intención de ayudar siempre la tenemos, pero también hay que adquirir conocimientos para hacerlo correctamente”, comentó Anwar, quien luego de ser brigadista se hizo voluntario en PC municipal donde actualmente sigue siendo parte importante del equipo que lo conforma.

Agregó que el ser bombero le ha llevado a vivir experiencias que lo han dejado marcado, como fue colaborar con la entrega de apoyos para los damnificados del sismo que sacudió la capital del país en 2017, justo el mismo día en que se conmemoraba un aniversario más del terremoto de 1985.

Explicó que él había terminado guardia cuando sus compañeros de la corporación municipal partieron a la Ciudad de México para apoyar en las labores de rescate, y por ese motivo no pudo asistir, sin embargo, días después acudió a entregar apoyos, situación que le quedó marcada al ver la magnitud del desastre.

En su trayectoria como bombero, le ha tocado vivir buenas y malas situaciones que de alguna manera cambian su perspectiva de ver la vida, sin embargo, son estas razones las que lo motivan a seguir capacitándose para que, desde su trinchera seguir ayudando a la población.

Anwar remarcó la importancia que tiene la prevención al considerar que los accidentes causados por el hombre pueden corregirse y evitarse, y los ocasionados por la naturaleza se pueden mitigar con una buena cultura de la prevención.

Señaló que al decidir ser bombero hizo un compromiso con la sociedad y consigo mismo, hecho que lo ha llevado a tener otra familia, es decir, sus compañeros de profesión, quienes terminan convirtiéndose en parte importante de su vida al convivir 24 horas cada tercer día en la base que a la vez es su segunda casa.

Sentenció que está dispuesto a seguir siendo bombero hasta que la vida, el destino, su cuerpo y Dios se lo permitan, ya que es una actividad que le ha dejado una pasión por ayudar a las personas.