×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Es primera ministra, lesbiana y está desinvitada al desfile LGBTQ de su país

Excélsior
~
20 de Septiembre del 2018 13:04 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Ana Brnabić ha resultado una decepción para sus pares de la comunidad LGBTQ según activistas
Excelsior / Ana Brnabić ha resultado una decepción para sus pares de la comunidad LGBTQ según activistas

CIUDAD DE MÉXICO.- Ser la primera política abiertamente homosexual en dirigir a Serbia no le garantizó a la primera ministra Ana Brnabić una invitación al desfile del orgullo LGBTQ de su país.

A Ana Brnabić, economista de 42 años, jefa de Estado desde 2017 y públicamente lesbiana, le fue retirada la invitación a participar en la marcha de este año porque durante su administración no han avanzado los derechos igualitarios, según los activistas que organizan el desfile.

El año pasado, la primera ministra sí acudió a la celebración anual, cuando su nombramiento sorprendió a propios y extraños en un país donde el matrimonio entre personas del mismo sexo aún es ilegal y el 90 por ciento de la población rechaza la adopción de niños por parejas homosexuales.

Pero su participación dejó un mal sabor de boca a los asistentes del desfile de 2017, pues cuando Ana Brnabić tomó el micrófono dijo que los derechos de la comunidad LGBTQ se pondrían en espera, mientras ella solucionaba el tema de las pensiones en el país y la inflación.

Sus comentarios fueron calificados de "decepcionantes" y "escandalosos" por el jefe del Centro de Información para Gays y Lesbianas en Serbia, Predrag Azdejkovic, quien dijo a la cadena de noticias BBC que esperaba que su gobernante priorizara los derechos igualitarios.

Sin embargo, Ana Brnabić cumplió su pronóstico y, según los activistas, ha habido un nulo avance para la comunidad LGBTQ que creyó que, con una persona abiertamente lesbiana en lo alto de la política, su situación cambiaría.

Para la organización de derechos humanos Amnistía Internacional, Serbia es considerado un país que no ha hecho lo suficiente para frenar la discriminación y crímenes de odio contra homosexuales, bisexuales y personas trans.