×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Venezolanos encuentran en Zacatecas el Sueño Mexicano

Alejandro Castañeda
~
23 de Septiembre del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Nilda ya forman parte de Zacatecas, aunque añora su país.
Flor Castañeda / Nilda ya forman parte de Zacatecas, aunque añora su país.

ZACATECAS.- Poco más de 400 venezolanos han llegado a Zacatecas para buscar otra oportunidad a costa de estar alejados de su familia, con un contraste de culturas, gastronomía, clima y extrañando la tierra que los vio crecer.

Juan Carlos y Nilda nacieron en Venezuela pero después de dos años ahora también se identifican como zacatecanos por adopción, han encontrado aquí un lugar para seguir luchando y mantener la esperanza de que un día las cosas cambien y poder regresar.

Para ambos ha resultado difícil la adaptación a la comida mexicana y zacatecana, y sobre todo al clima tan cambiante de la capital del estado.

Un venezolano muy zacatecano

Juan Carlos Escalana de 38 a años llegó a Zacatecas hace 2 años, en México lleva 15 años, se enamoró de una zacatecana y decidió echar raíces en la que él califica como “una bella ciudad”.

Recordó que pudo  salir de Venezuela gracias a una agrupación de misioneros católicos que lo llevaron a la Ciudad de México.

Se siente orgulloso de ser venezolano pero aceptó que la situación por la que pasa su país es complicada y “se vive un caos”.

“A la población no le alcanza para lo básico, es caótico con la inflación y la inseguridad que está muy fuerte, es muy difícil estar allá”, comentó.

Sus hermanos y padres siguen en Venezuela, ellos son quienes le platican las cosas que ocurren y el éxodo que se vive hacía países como Colombia.

“Toda mi familia está allá, soy el único que estoy acá, nos comentan que no encuentran alimentos, que el kilo de carne, de pollo están incomprables”, aseguró.

Afirmó que el sueldo mínimo en Venezuela es de 6 dólares al mes, por lo que él le ha planteado a sus hermanos y padres traerlos a vivir a México.

“Les he dicho a mis hermanos, porque son los más accesibles, los padres están muy enraizados, se adaptaron al sistema y no quieren dejar la casa”, comentó.

Hace dos años fue a su país y el viaje redondo le costó 8 mil pesos y actualmente está entre 12 mil y 14 mil pesos, solo el boleto aéreo.

“Desde hace dos años se ha complicado la salida porque el gobierno dice que el papel esta escaso y no se pueden tramitar los pasaportes”, aseguró.

Esta situación frena los trámites y la corrupción acapara un negocio ilícito que vende “pasaportes exprés” entre 500 y mil dólares.

Actualmente trabaja en una empresa de afores, la cual le ha brindado la oportunidad de trabajar, de tener un ingreso para sacar adelante a su familia.

Por un futuro prometedor

Con apenas 25 años, Nilda Cabrera llegó a Zacatecas hace dos años, originaria de la Isla de Margarita, Nueva Esparta y desde que decidió salir de Venezuela ha vivido un cambio radical.

“Desde la temperatura, la comida, fue un cambio completo pero la situación económica y social nos trajo acá, porque en Venezuela no hay garantía de nada”, aseguró.

Acompañada de un cuatro venezolano, una virgen y su profesión en Ingeniería Química llegó a una empresa de concretos en Zacatecas.

En Venezuela tenía un trabajo parecido y a pesar de ser una profesionista, su sueldo no le alcanzaba más que para comprar comida.

“Aquí con tu sueldo pagas tu renta, tus servicios y puedes decir esta semana me como un helado, una hamburguesa, allá no te puedes dar ese lujo”, precisó.

La adaptación le costó algo de trabajo:

“acostumbrada a temperaturas por encima de los 30 grados, llegar aquí y tener en diciembre menos 10 grados me causó algunas enfermedades”.

Precisó que supo adaptarse y en la comida aprendió a pedir las cosas sin chile y no confiar en un zacatecano cuando dice que no pica tanto.

Afirmó que Zacatecas es una ciudad con una amplia actividad cultural, algo que le ha cautivado y gracias al Festival Internacional del Folclor conoció que Veracruz tiene mucho parecido con las tradiciones venezolanas.

“Vi la presentación de Veracruz y dije esta música tiene mucha similitud con la de mi tierra, y aquí en Zacatecas apoyan mucho la cultura”, puntualizó.

Una vida mejor

Coincidieron en que el éxodo que se está viviendo en su país es de jóvenes que ya no comparten las ideas del socialismo.

Juan Carlos tiene una idea clara del socialismo, ya que lo ha vivido de cerca y lo orilló a no regresar.

“El socialismo es caos, es destrucción del aparato de producción, ya lo vivimos, hambre, muerte, supuestamente es para unificar y tener todo en común, pero solo se enriquecen los que están en el poder mientras que los demás están pisoteados”, afirmó.

Coincidieron en que Zacatecas es una tierra que les ha brindado otra oportunidad y les ha demostrado que puede existir un mejor mañana guardando la esperanza de volver a su amada Venezuela algún día.