×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Fenaza 2018

Joselito Adame sale en hombros de la Monumental Zacatecas

Isabel Medellín
~
23 de Septiembre del 2018 19:37 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Joselito logró cuajar una faena muy torera, artística y que da muestra de su experiencia.
Flor Castañeda / Joselito logró cuajar una faena muy torera, artística y que da muestra de su experiencia.

ZACATECAS.- José Guadalupe Adame sacó pinceladas artísticas a los toros de su lote que le valieron una oreja del primero y ambas del tercero, siendo el triunfador de la última corrida de la Feria Nacional de Zacatecas 2018.

La mala suerte hizo que los tres toros que correspondieron a Antonio Ferrera lo dejaran sin recursos en el mano a mano entre España y México.

Fueron seis astados de Santa Fe del Campo, todos con la particularidad de tener nombres de chiles, los que se lidiaron en esta la última cita de la afición taurina en la Monumental Zacatecas, donde el novel torero zacatecano Ángel Espinoza "Platerito" fungió como sobresaliente.

Con 540 kilos, "Cuaresmeño" fue el primero en salir al ruedo para ser recibido por el capote de Ferrera y luego recibir un castigo con las varas, que fue reprochado por el tendido.

El extremeño, ataviado de rosa mexicano y oro, tardó en encontrar la manera de hacer pasar al toro por la muleta a un ritmo que le hiciera conectar con el público zacatecano. Al final del último tercio primero, pinchó un par de veces y envainó la espada en el costillar derecho del toro antes de meter la espada por completo y darle muerte.

Con terno azul rey y oro, Joselito Adame desdobló el capote para saludar a "Morito" el que, con 550 kilos, se apencó en varias ocasiones durante el primer tercio, pero que le permitió lucirse con unos quites muy toreros.

En el trabajo de muleta, Joselito logró cuajar una faena muy torera, artística y que da muestra de su experiencia, obra a la que puso broche de oro con un espadazo completo, que en cuestión de segundos hizo caer al toro, y que le mereció una oreja.

El tercero de la tarde fue "Serranito", con 520 kilos, que aunque logró tener embestidas con transmisión en las banderillas, al tiempo de la muleta dio poca oportunidad.

Notablemente disgustado, el venido de ultramar tuvo que abreviar la faena, trabajo que le costó mucho hasta con el descabello, y que tuvo hasta un aviso de la autoridad.

Un castigo breve fue suficiente para que "Guajillo", de 542 kilos, se desahogara y pudiera correr en el segundo tercio y luego acudiera a la muleta de Joselito de manera descompuesta, y hasta lo desarmara del engaño.

Joselito se replanteó la faena en un par de ocasiones y, con entrega y trabajo, buscó el modo de sacarle un par de buenos pases antes de entrar a matar con una estocada caída, a la que le siguieron un par de golpes de descabello.

"Morrón", de 500 kilos, fue el quinto de la tarde y último en el lote de Antonio Ferrera, quien pudo sacarse la espinita con unas verónicas que llegaron a la afición.

El toro fue bien tratado por el picador y los banderilleros, a lo que siguió el trabajo muleteril por parte del español, quien hasta se descalzó para poder manejar mejor al burel, que poco a poco se fue desentendiendo del matador y que vio su fin con una estocada caída.

La tarde vio su fin con "Mulato", de 505 kilos, a quien el matador de Aguascalientes saludó con unos capotazos, y a quien le pegó unos quites justo en medio del ruedo.

Luego de un triste tercio con los palitroques, Joselito volvió a tomar el mando en la arena, no sin antes brindar la lidia a todo el respetable y, ya con el trapo rojo en las manos, hasta pedir "Pelea de gallos" a la Banda Sinfónica del Estado y, con su tauromaquia lograra poner el ambiente en el tendido.

El torero mató recibiendo con un estoconazo completo, que en cuestión de segundos hizo que toro bravo cayera patas arriba y vistiera el graderío de blanco, a lo que el juez cedió a la presión y otorgó dos orejas, trofeo excesivo que buena parte del público abucheó.