×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Historia documental de Zacatecas

Privilegios de un Alférez Mayor

María Auxilio Maldonado Romero
~
25 de Septiembre del 2018 17:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Descripción de la muy noble y leal Ciudad de Zacatecas, Bernardo Portugal 1795.
Cortesía / Descripción de la muy noble y leal Ciudad de Zacatecas, Bernardo Portugal 1795.

Segunda parte.

….Los cabildos, libramientos que hace la ciudad y demás despachos, los firma dicho alférez mayor después del alcalde mayor, y después de ambos, todos los demás capitulares; habiéndose de hacer algún cabildo en que se deba tratar contra el alcalde mayor, su teniente o su justicia mayor a falta de ellos.

Es quien libra los billetes citatorios para dicho cabildo, y quien lo preside, sin que por esta razón deje de votar en su primer lugar; y en caso de cualesquiera audiencias, enfermedades o fallecimiento de cualesquiera de los dos alcaldes ordinarios de esta dicha ciudad, o que les priven de los tales empleos u otro legítimo impedimento, dicho alférez mayor es quien toma la vara de tal alcalde ordinario, y lo mismo se entiende renunciando cualquiera de los dos, de tal manera que si a los dos o tres días de electo uno de dichos alcaldes ordinarios, renuncia, muere, o se le priva del ejercicio de alcalde ordinario.

Todo el año dicho alférez mayor, en las elecciones que de dos regidores se hacen mensualmente para que sean diputados, y fieles ejecutores, primeramente se nombra a dicho alférez mayor en compañía del alguacil mayor y por ausencia de este, el regidor más antiguo, y por la de este, de los demás como se siguen prefiriendo siempre dicho alférez mayor así en esto, como en todo lo demás a todo el regimiento, y al alguacil mayor en asiento, voz y voto, por ser preeminencia de su oficio la mayor antigüedad, en tal manera que las llaves de la ciudad las tiene dicho alférez mayor, como también una de las tres llaves donde se guardan las reales cédulas y privilegios de que goza esta dicha ciudad, porque las otras dos, una la tiene el alcalde mayor y otra yo el escribano. 

Y en los recibimientos de los excelentísimos señores virreyes de esta Nueva España, que entran en esta dicha ciudad, va el alférez mayor al lado izquierdo, el acalde mayor al lado derecho, y su excelencia en medio, y en llegando a las puertas de la ciudad, que están cerradas, dicho alférez mayor le entrega las llaves de ella a su excelencia para que las abra, y como tal alférez mayor, hallándose como primero en turno de diputado con el compañero que se le nombra, y uno de los alcaldes ordinarios que asimismo para este efecto se nombra, asiste en dicha compañía, o por si solo a todo el gobierno económico, jurisdiccional y político, que goza, ejerce y posee el tribunal de diputación.

Visitando todas las tiendas, carnicerías, rastros, alhóndigas, panaderías, mesones, casas de posada, tocinerías, melerías, vinaterías, velerías, y demás de los oficios corrientes, en compañía de mí el escribano, mi teniente o persona que nombró para ello. 

Todos los autos que vienen cerrados, cartas o billetes intitulados para esta dicha nobilísima ciudad, se entregan a dicho alférez mayor, quien las guarda hasta que en el primer cabildo que se celebra, estando en él, los entrega a mí el escribano, para que leyendo su título los abra y los lea; todos los papeles de convite que hace la ciudad para funciones que se ofrecen, como son entierros y exequias funerales de los señores y señoras reyes, príncipes y reinas, juramentos de dichos señores reyes y príncipes, recibimiento de señores virreyes, fiestas de Corpus Cristi, del Arcángel Señor San Miguel, bajas de palio, y otras, los forma dicho alférez mayor, o la persona a quien lo comete el susodicho en cabildo. 

Asimismo goza el susodicho del privilegio de andar en su coche o borlón con tiros largos y seis lacayos con espadas o espadines, y saliendo de la ciudad en choche, debajo de mazas o sin ellas, para cualesquiera función, va el alférez mayor en la cabecera, al lado izquierdo del alcalde mayor, y el alguacil mayor y el regidor más antiguo en la testera, yendo en los demás borlones y coches los demás regidores según sus antigüedades, y finalmente en todos los actos de cabildo, diputación y demás públicos, siempre prefiere el alférez mayor al alguacil mayor y a todo el demás regimiento, pues hasta el salario que tienen estos señalado en los propios, lo goza y lleva duplicado dicho alférez mayor, quien asimismo tiene y ha tenido facultad de nombrar teniente con el mismo asiento voz y voto activo y pasivo, y con todas las demás preeminencias y preferencias que van expresadas según más largamente consta de dichos libros de cabildo, títulos y demás papeles de dichos mis oficios, a que me refiero…” 

AHEZ. Fondo: Real Hacienda. Serie: Oficios Vendibles y Renunciables. Caja: 2. Expediente: 54. Fojas: 38v- 41, 52 y 52v. Año: 1742.

Directora del Archivo Histórico
del Estado de Zacatecas