×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

El castigo para Javier Duarte: sentencia de 9 años y multa de $60 mil

Excélsior
~
27 de Septiembre del 2018 10:07 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Javier Duarte fue condenado a nueve años de prisión y a pagar una multa de casi 60 mil pesos por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero.
Cortesía / Javier Duarte fue condenado a nueve años de prisión y a pagar una multa de casi 60 mil pesos por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero.

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras declararse culpable de los delitos de asociación delictuosa y operaciones con recursos de procedencia ilícita, el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, fue sentenciado a nueve años de cárcel y a cubrir una multa de 58 mil 890 pesos, así como el decomiso de 40 de sus propiedades.

Javier Duarte permanecerá en la cárcel hasta 2026, ya que fue detenido el 15 de abril del año pasado, por lo que dese ese momento comenzó el conteo de su permanencia en la prisión.

En una audiencia, que se extendió por cinco horas, tanto Procuraduría General de la República como la defensa del exgobernador, acordaron poner fin al litigio mediante el llamado procedimiento abreviado.

 

 

Se declara culpable

La tarde del miércoles 26 de septiembre el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, se declaró culpable ante un juez federal de los ilícitos de lavado de dinero y asociación delictuosa que le imputa la Procuraduría General de la República (PGR).

En los juzgados del Reclusorio Norte, a partir de las 4 de la tarde, Duarte de Ochoa, acompañado de su defensa escuchó formalmente las pruebas que, desde el año pasado la fiscalía ha recabado. Con su declaración de culpabilidad, el exmandatario obtuvo beneficios como una pena mínima.

Inicialmente, la PGR había acusado a Duarte de Ochoa, ante el Poder Judicial de la Federación, del ilícito de delincuencia organizada, el cual es considerado como grave y no alcanzaba la libertad bajo caución; sin embargo, los fiscales reconfiguraron la acusación.

La reclasificación tampoco implicaría que el exmandatario estatal obtenga la libertad pues al ser vinculado a proceso el juez de control le decretó la prisión preventiva justificada también por lavado de dinero para evitar que se fugue luego de haber estado prófugo de la justicia.

Fue el 31 de enero cuando el juez Gerardo Moreno concedió a la defensa de Javier Duarte una prórroga de seis meses para realizar investigaciones que favorezcan a su cliente; al mismo tiempo dio una oportunidad a la PGR para que, a la par, complemente sus pesquisas.

Sin embargo, el 24 de mayo el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) determinó remover al juez Gerardo Moreno García, quien se ha confrontado con el gobierno de Chihuahua para que el caso de Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, Antonio Tarín y Gerardo Villegas se desarrolle dentro del fuero federal.

Por ello, el CJF dio a conocer que Moreno García se hará cargo, a partir del 1 de junio y ante su experiencia, del nuevo Centro de Justicia Federal en Tapachula, Chiapas.

Formalmente, el 31 de julio fue cuando finalizó el término de investigación complementaria por lo que se dará paso a la realización de una audiencia intermedia, en la que se valorarán diversos argumentos por parte de ambas partes sobre las imputaciones que pesan sobre Duarte de Ochoa.

 

Aceptó culpabilidad para evitar un juicio largo

El abogado del ex gobernador de Veracruz, Ricardo Sánchez Reyes Retana aseguró que Javier Duarte aceptó el proceso abreviado para evitar un juicio largo.

Explicó además que Duarte admitió haber participado en los hechos de los que se le acusa, aunque no hay pruebas de que algún recurso del gobierno del estado haya ingresado de forma ilegal a su patrimonio.

"Fue una decisión muy difícil ya que declaró ser culpable de delitos que no cometió, pero cuando ponderó de la mano de su familia y con nosotros que esa era la mejor decisión ya lo tomó de una mejor manera”, dijo el abogado.

A pesar de que Javier Duarte fue condenado a nueve años de prisión y a pagar una multa de casi 60 mil pesos por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero, podrá salir en poco más de cuatro años si es que muestra una buena conducta.