×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Aprobar el aborto, puede ser un fracaso de la sociedad: Obispo

Víctor Castillo
~
01 de Octubre del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Sigifredo Noriega Barceló Obispo de la diócesis de Zacatecas.
Flor Castañeda / Sigifredo Noriega Barceló Obispo de la diócesis de Zacatecas.

ZACATECAS.- Ante la inminente legislación, a nivel federal que propone Morena durante el inicio de las actividades en el Congreso de la Unión para despenalizar el aborto, la iglesia católica considera que esta propuesta debe ser consultada con la sociedad porque puede ser tomada como un fracaso de la sociedad.

Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas, aseguró que este tema es algo en lo que la iglesia católica nunca estará de acuerdo porque significa el fracaso de la maternidad, paternidad y de la familia.

“Si así empezamos solucionando problemas muy complejos yo creo que esto no augura nada bueno para el futuro de la familia, no vamos a tener argumentos para condenar la violencia porque estamos legalizando la violencia, regulada sí, pero no deja de ser violencia y es violencia que asesina”, agregó.

Noriega Barceló expresó que la iglesia católica no es juez, comprende la situación de las personas pero no está de acuerdo en proponer el aborto como un modelo de vida y solución de problemas complejos.

El Obispo de Zacatecas afirmó que la institución religiosa debe ser misericordiosa y que en caso de aprobarse esta legislación será un gran desafío porque significará que no se ha evangelizado de la mejor manera.

“Es un gran desafío para la iglesia porque para nosotros significaría que no hemos evangelizado bien, entonces el desafío sería, a partir de ello, poder ofrecer una evangelización más profunda, una evangelización más humana que toque la vida y toque lo que hay en la vida, desde el inicio, desde su concepción, hasta el final, hasta la muerte”, dijo.

Sigifredo Noriega Barceló hizo un llamado a los legisladores federales para que realicen una consulta con la población para conocer su forma de pensar al respecto, porque los diputados son representantes de la sociedad y no de los partidos políticos.