×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Más empleos y mejores caminos

Bernardo Gutiérrez Navarro
~
05 de Octubre del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Porque se trata de una estrategia de ganar-ganar.
Imagen / Porque se trata de una estrategia de ganar-ganar.

El sello distintivo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) radica, en su mayoría, en los grandes proyectos carreteros que unen y mueven a México, pero, dentro de esta titánica labor, también se encuentra una parte fundamental, que muchas veces no es vista y que es la concerniente a las vías que comunican a las localidades más pequeñas, a las más remotas.

Si bien esta dependencia cuenta con una amplia cartera de obras de Carreteras Alimentadoras, que este año tiene un presupuesto de 370 millones de pesos para aplicarse en los diferentes municipios zacatecanos, también existe un programa muy importante enfocado en este sector y que tiene un doble beneficio: mejorar los caminos y generar fuentes de trabajo para los pobladores de la zona rural en situación de vulnerabilidad.

El Programa de Empleo Temporal (PET), de la SCT representa el brazo social de esta secretaría, el lado humano, uno de los más productivos porque que llega directamente a quienes más lo necesitan y resuelve una de las peticiones más sentidas de la población, que es el conseguir un ingreso para sus familias.

En Zacatecas, este programa cuenta con un presupuesto de casi 27 millones de pesos este año y contempla beneficiar con la aplicación de más de 216 mil 500 jornales a aproximadamente 6 mil 500 personas de escasos recursos o que dependen en gran medida de la agricultura de temporal.

Como podemos ver, el PET toma una importancia mayor, pues impacta de manera positiva en la generación de empleos en beneficio de adultos, jóvenes, madres jefas de familia e incluso personas de la tercera edad o con discapacidad.

Pero no todo se queda en el hecho de ofrecer empleo en las comunidades. Mediante el PET serán los mismos beneficiarios quienes den mantenimiento y conservación a sus propios caminos y brechas, así como espacios públicos en el caso de los polígonos urbanos integrados a esta política pública.

Es así como en Zacatecas, la gente de las distintas rancherías y comunidades atenderá 113 caminos en una extensión de casi 600 kilómetros. Es un beneficio enorme, porque ¿quién mejor para cuidar y dignificar los espacios y vías de comunicación de las localidades que sus mismos habitantes? Tomando en cuenta que además reciben un salario por dichas labores.

En distintas ocasiones he tenido la oportunidad de supervisar estos trabajos y conversar con los beneficiarios y en verdad es gratificante conocer de primera mano, cómo el PET ha mejorado la calidad de vida de las personas de los lugares donde éste es aplicado.

Ojalá que este programa sea fortalecido, porque se trata de una estrategia de ganar-ganar, al mejorar no sólo los caminos, sino la economía de las familias de México.