×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Interrumpen su jornada de trabajo en el semidesierto por un hallazgo macabro

Redacción
~
06 de Octubre del 2018 12:24 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Con su “mano de chango”, un trabajador removía la tierra y, al cribarla, apareció una chamarra; luego, huesos humanos.
Imagen / Con su “mano de chango”, un trabajador removía la tierra y, al cribarla, apareció una chamarra; luego, huesos humanos.

CONCEPCIÓN DEL ORO.- Los trabajadores de una obra carretera se ocupaban de remover la tierra del semidesierto cuando un hallazgo inusual interrumpió su jornada de trabajo: se toparon con los restos de un esqueleto humano.

Los hechos ocurrieron en el ejido de Guadalupe Garcearon en una camino que se construye y conecta dicha comunidad el Agua Dulce.

Fue José, de 51 años, quien con su máquina de trascabo sacó a la luz los restos humanos.

Con su “mano de chango” removía la tierra y, al cribarla, apareció una chamarra; luego, huesos entre ellos un cráneo.

De inmediato dio parte a las autoridades; peritos y policías ministeriales se movilizaron hasta esa parte del semidesierto zacatecano.

Tras investigar y realizar peritaje, las autoridades encontraron otros restos que aún estaban enterrados.

Se detalló que el cráneo presentaba cinco lesiones por balazos, aunque en el lugar no se localizó ninguna evidencia balística.

Los restos humanos, la ropa y demás indicios que se encontraron en el lugar fueron resguardados y llevados al Instituto Zacatecano de Ciencias Forenses para su estudio.