×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Respalda Caldera la creación de El Torito zacatecano

Víctor Castillo
~
19 de Octubre del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Osvaldo Caldera, director de la Policía de Seguridad Vial.
Archivo / Osvaldo Caldera, director de la Policía de Seguridad Vial.

ZACATECAS.- El proceso para modificar la Ley General de Transporte, Tránsito y Vialidad, iniciará el próximo año en donde se contemplarán sanciones más severas para los conductores que manejen en estado de ebriedad.

Osvaldo Caldera Murillo, titular de la Dirección de Seguridad Vial, expresó que en la posible modificación se puede tomar en cuenta aumentar las multas por conducir alcoholizado y retomar los reglamentos de otras ciudad para instaurar la prisión por 48 horas en caso de dar positivo a la prueba de alcoholemia en los puntos de revisión.

“Tendríamos que valorar la posibilidad de hacer una reforma a la Ley General de Transporte, Tránsito y Vialidad y al propio Reglamento de Tránsito y meter el tema del arresto o como una falta administrativa y darle un término, como lo decía el fiscal, si puede ser factible, es cuestión de ponernos a arrastrar la pluma un poquito”, agregó.

Caldera Murillo aseguró que uno de los principales reglamentos a seguir y adaptar para Zacatecas sería el de la Ciudad de México, especialmente en las sanciones, porque es una entidad que está a la vanguardia en los temas relacionados con seguridad vial.

El titular de la dependencia estatal explicó que sería positivo aumentar al Reglamento de Tránsito la detención por 48 horas, porque podría ser una sanción que impusiera respeto a los automovilistas y pensaran mejor el conducir en estado inconveniente.

“Se puede manejar como una sanción administrativa, ya tenemos la sanción administrativa de las multas y el retiro de vehículos y a lo mejor es cierto, lo que dice el fiscal, que te puede doler más que te encierren un rato a que pagues una cantidad por la infracción” dijo.

Gestión de recursos

El funcionario estatal afirmó que en caso de ser una realidad la modificación, se tendría que pensar en gestionar recursos para construir separos en las instalaciones de la Dirección de Seguridad Vial y tratar de crear la infraestructura para el tema y en un inicio se pediría apoyo a las policías municipales para utilizar sus áreas de detención.

Osvaldo Caldera Murillo consideró que lo más sano para pensar en la modificación de sanciones y encarcelamiento por 48 horas, es considerar que la Dirección de Seguridad Vial sea la encargada de aplicar estos castigos porque es la instancia que tiene los reportes y expedientes, evitando la triangulación entre las corporaciones policiacas.

Caldera Murillo afirmó que para las modificaciones se tiene que hacer un trabajo interdisciplinario de la Dirección de Seguridad Vial con el área Jurídica de la Secretaría de Seguridad Pública, la Coordinación General Jurídica y la Dirección de Estudios Legislativos, conformar la iniciativa, entregarla al Congreso del Estado y esperar los tiempos que lleva la aprobación.

El funcionario estatal puntualizó que mientras se materializa la reforma, se deben intensificar los operativos del alcoholímetro, modificar la estrategia e instalarlos por la madrugada.