×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Chairos y fifís

Juan Carlos Ramos León
~
05 de Noviembre del 2018 10:33 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Los mexicanos siempre hemos sido buenos para ponernos etiquetas unos a otros pero esta vez ya hemos ido demasiado lejos. Se está gestando algo que cada vez toma más forma de odio, no entre dos clases sociales, sino entre dos corrientes que fluyen entorno a quien será –nos guste o no- el nuevo presidente en funciones a partir de poco menos de un mes.

Desde antes de las elecciones se comenzó a llamar despectivamente “chairos” a sus seguidores. El término sirve para describir a aquellos activistas que se oponen a las ideologías de derecha pero a quienes se atribuye falta de compromiso con las causas que se dicen defender. Más o menos así lo define el “Diccionario del Español de México” en su sitio Web. El caso es que el término se ha usado con toda la intención de ofender a los susodichos por quienes no piensan como ellos y, peor que eso, los denostan.

Luego entonces, se dio por llamar “fifís” a los que, por el contrario, no sólo no comparten sino que se oponen al proyecto del futuro presidente. Y el término se tomó del diccionario de la Real Academia de la Lengua Española: “Persona presumida y que se ocupa de seguir las modas”.

El caso es que los mexicanos hemos quedado divididos en dos bandos perfectamente definidos: los “chairos” y los “fifís”. Estarían, claro, los escépticos que mejor no se meten en broncas y prefieren quedarse al margen de esta estéril gresca sociopolítica.

Hace algunas semanas pudimos ver con indignación cómo dos grupos antagónicos de seguidores de equipos de fútbol ¡de la misma ciudad! –Monterrey- llevaron al extremo de los golpes su fanatismo deportivo al grado de llegar a poner en riesgo la vida de un joven.

¿Cuánto tardará este antagonismo de “chairos” y “fifís” en alcanzar niveles similares? Si en las redes sociales se pudiera llegar a los golpes esto mismo ya habría pasado.

¿Acaso hemos olvidado que nos cobija la misma bandera, la misma historia, cultura y tradición?

¿Acaso se habrá vuelto tan imposible poner sobre la mesa del debate el punto de concilio todos somos México?

soyciudadanodeapie@gmail.com