×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Historia documental de Zacatecas

El déficit presupuestario obliga a la Universidad a vender cuatro casas

María Auxilio Maldonado Romero
~
06 de Noviembre del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Los inmuebles están ubicados en el Centro Histórico.
Cortesía / Los inmuebles están ubicados en el Centro Histórico.
El fondo de enseñanza secundaria tuvo que dar las propiedades para salir adelante
Cortesía / El fondo de enseñanza secundaria tuvo que dar las propiedades para salir adelante

“En la ciudad de Zacatecas, a 22 de septiembre de 1862, el señor tesorero del Estado dijo: que en el juzgado civil de esta ciudad, por delegación que le hizo la jefatura política, remató en el señor don Francisco de Santiago, como mejor postor, las casas número 23, 24, 25 y 27 situadas en la calle de San Francisco de Paula de esta propia ciudad, pertenecientes al fondo de enseñanza secundaria (ahora UAZ), cuyo remate se hizo conforme a la ley de 25 de junio y su reglamento de 30 de julio del año de 1856, extendiéndose por el juzgado las actas respectivas para que el escribano don Santiago Codina, a quien se le pasaron, extendiera las escrituras de venta; pero que habiendo fallecido dicho escribano sin haber cumplido con su encargo, se quedó el referido don Antonio de Santiago con las citadas actas, las que doy fe tener a la vista, quedando protocolizadas y su tenor es como sigue. 

Aquí las cuatro actas. Que de las actas insertas, aparece que la primera de las casas expresadas, se remató en ciento ochenta y dos pesos, las otras tres, en ciento sesenta y seis pesos, sesenta y seis dos tercios centavos cada una, haciendo el total valor de las cuatro casas, la cantidad de seiscientos ochenta y dos pesos. 

Que no habiéndose extendido la escritura en tiempo oportuno, ocurrió el expresado don Antonio de Santiago, por el compareciente para que lo hiciera, como tesorero del Estado; porque habiendo dudado si estaría en sus atribuciones, consultó al Supremo Gobierno del Estado, quien resolvió afirmativamente, según consta en el oficio que pasó en diez y nueve del corriente, el que queda protocolizado, y su tenor es como sigue. Aquí el oficio. 

En virtud de lo resuelto por el Supremo Gobierno y en nombre de este otorga: que da y vende en venta real y enajenación perpetua las relacionadas cuatro casas al referido don Antonio de Santiago, por el precio de seiscientos ochenta y dos pesos, los que quedará reconociendo sobre las mismas fincas y con hipoteca especial de ellas mismas a censo redimible de un seis por ciento anual, en favor del Instituto Literario de esta capital, y libres para el vendedor. 

Declara que las indicadas casas están libres de todo gravamen y de ello las asegura así como que cada una se compone de siete varas al frente, corriendo de sur a norte y veinte y una de fondo, y que no valen más, porque no hubo mejor postor; pero que si más valieren, del exceso, cualquiera que sea, en nombre de la corporación a que pertenecen las citadas casas, hace gracia y donación al censatario pura, perfecta e irrevocable de las que el derecho llama entre vivos y partes presentes, con insinuación y renunciación de las leyes del ordenamiento real hechas en cortes de Alcalá de Henares y el remedio de los cuatro años en ellas declarados para pedir la rescisión del contrato. 

Que por el por el presente, desiste, desapodera, quita y aparta al Supremo Gobierno y a la corporación a que pertenecieron las cuatro casas de que aquí se trata, de toda acción, dominio y propiedad, que a ellas tenían adquirido, y todo lo cede, renuncia y traspasa en el censatario, para que como mejor le convenga, y consiente en que de esta escritura, se le dé copia autorizada para que le sirva de título en guarda de su derecho, con cuyo acto se entenderá ratificada la posesión real que tiene tranzada de las fincas. 

Que la número 27 colinda por el norte con casas de la testamentaria de don Carlos Naredo: por el oriente, con el edificio del Instituto; por el sur, con casa de don Jesús Azpilcueta y por el poniente, a donde da frente con calle de San Francisco de Paula; que las otras tres, colindan por el norte, con la casa de Azpilcueta; por el oriente, con el Instituto; por el sur, se ignora quien sea el dueño, y por el poniente, con la referida calle. 

Y a la evicción, seguridad y saneamiento de esta venta, obliga el otorgante los bienes presentes y futuros del Estado y de la corporación indicada y lo somete al fuero y jurisdicción de los señores jueces que de sus causas deban conocer… C. Cenoz. Antonio de Santiago, Rafael G. Ferniza. Fermín Moreno. Francisco de Arreola. Francisco Rodríguez.

AHEZ. Fondo: Notarías Siglos XIX-XX. Serie: Ferniza J. Gregorio. Caja: 6. Protocolo: 26. Fojas: 399-401. Año: 1862.