×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Historias humanas

Convierten la basura en hermosos accesorios

Ángel Martínez
~
06 de Noviembre del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




María y Margarita realizan diferentes accesorios con material de reciclaje.
Ángel Martínez / María y Margarita realizan diferentes accesorios con material de reciclaje.

FRESNILLO.- En  la comunidad de Providencia de Rivera, no sólo dan un uso diferente a las llantas de vehículos en la empresa Ecoarte,  pues también reutilizan  las etiquetas de botellas de refresco  y de bolsas de frituras, que se convierten en bonitos  bolsos, cintos y monederos.

María Mercedes Ibarra y Margarita Cordero Ibarra, son originarias de dicha localidad, donde combinan los quehaceres del hogar con la creación de estos peculiares productos y que ayudan al mismo tiempo a cuidar el medio ambiente.

Algunos de los artículos que elaboran son lapiceras,  monederos, bolsas, carteras, aretes y de diversos tamaños y de los que varía el precio según lo que se haya invertido en tiempo, al igual que el material.

“Son muchas las cosas que se pueden  realizar con este material  y que son de trabajo y calidad, no es algo sencillo, porque se necesita tiempo para conseguir la forma de los productos que se realizarán”, dijo María.

Sin importar la marca de la etiqueta de refrescos y de frituras, al final del proceso se convierten en coloridos accesorios y en el caso de las latas, se reúsa la lengüeta para formar cintos.

“Para hacer un monedero de tamaño regular usamos, cerca de 300 etiquetas y no es fácil, se vuelve una actividad laboriosa y de tiempo, afortunadamente hay empresas que nos apoyan  para recibir material reciclado”, dijo.

El material que la mayoría considera basura es aprovechado por estas señoras y para ello reciben apoyo de los grupos de ecología de la preparatoria 3 de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) en Fresnillo, a cargo de Héctor Rosales, quien recolecta a través de los estudiantes las etiquetas y bolsas de basura.

Los precios cada pieza varían desde 30 pesos hasta 600 pesos y “a vecesno es valorado el trabajo que se realiza, porque lo ven como basura, pero no es así, en realidad lleva un proceso de limpieza  y seguridad, porque se debe lavar cada etiqueta y bolsa de frituras”, dijo.

Para un cinto con base de lengüeta y tejido se requiere de al menos 4 a 6 horas al día y aseguraron hacerlo con gusto, porque contribuyen al cuidado del medio ambiente y obtienen un ingreso para sus familias.