×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

El Estado de Derecho

Jaime Santoyo Castro
~
12 de Noviembre del 2018 14:13 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Todos, quienes aspiran a un cargo público, sea de elección o de designación, exponen como una oferta, la promesa de que cumplirán o harán cumplir estrictamente el Estado de Derecho, como si fuera una facultad discrecional el caminar o no bajo el imperio de la ley.

El Estado de Derecho es un requisito indispensable en un estado Constitucional, contrario al Absolutismo, que concentra los tres poderes: legislativo, ejecutivo y judicial en una sola persona o grupo de personas, quienes no rinden cuentas ni tienen un marco constitucional o legal de actuación, ni respetan libertades de los gobernados, al estilo Luis XIV, que acuñó la frase “El Estado Soy Yo”.

El Estado de Derecho, según la ONU, es “un principio de gobernanza en el que todas las personas, instituciones y entidades, públicas y privadas, están sometidas a leyes que se promulgan públicamente, se hacen cumplir por igual y se aplican con independencia, además de ser compatibles con las normas y los principios internacionales de derechos humanos”.

La ONU realizó una Reunión de Alto Nivel sobre el Estado de Derecho el 24 de septiembre de 2012, misma que concluyó con la firma de una Declaración en la que los Estados miembros acordaron una serie de medidas necesarias para defender diferentes aspectos del estado de derecho.

Los firmantes reconocieron que “el estado de derecho debe aplicarse en todos los Estados por igual y a las organizaciones internacionales, incluidas las Naciones Unidas y sus órganos principales, y que el respeto y la promoción del estado de derecho y la justicia deben guiar todas sus actividades y conferir previsibilidad y legitimidad a sus acciones".

Para que exista un estado de Derecho, se requiere que se cumpla con lo siguiente: Primacía de la Ley, sistema jurídico de normas, legalidad en los actos de administración, separación de Poderes, protección y garantía de los derechos humanos y examen de constitucionalidad de las leyes.

Falta mucho camino por recorrer. No vemos un sistema firme de respeto a la ley por los gobernantes, ni por los gobernados. Los grupos criminales son superiores en fuerza y en capacidad económica a las fuerzas del estado; la impunidad y la corrupción se enseñorean en todos los ámbitos, la separación de poderes viene siendo simulada y aún el respeto a los derechos humanos está lejos de consolidarse.

No hay un sistema de medición del cumplimiento de estos requisitos del Estado de Derecho, y existe una percepción social de que no vamos por el camino correcto.

Creo que urge crear una instancia de medición en México, que como el organismo internacional denominado Proyecto Mundial de Justicia (World Justice Project–WJP), evalúe el índice  del Estado de Derecho en las entidades de la República.