×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Resguardan los cañones con la Policía Montada

Víctor Castillo
~
15 de Noviembre del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




La unidad montada está integrada por 20 caballos y 21 elementos policíacos.
Flor Castañeda / La unidad montada está integrada por 20 caballos y 21 elementos policíacos.

ZACATECAS.- Desde hace 7 años, se puede ver a los 21 elementos de la Policía Montada recorriendo los municipios de los cañones de Tlaltenango y Juchipila, quienes además de causar admiración entre los pobladores, brindan seguridad y vigilancia en todo tipo de eventos como las fiesta patronales.

El oficial Perea, jefe de turno de la unidad montada de la Policía Estatal, relató que los 21 caballos son considerados como elementos policíacos de los que, hasta el momento, no se han tenido bajas en el cumplimiento del deber y solo dos han fallecido por cuestiones médicas.

“Desde que llegué a la corporación contamos con 20 caballos y 21 elementos policíacos, quienes al ingresar reciben la primera instrucción policial en el Instituto de Formación Profesional y concluyen su adiestramiento en las instalaciones de la Policía Montada”, agregó.  

En el perfil que se solicita a los aspirantes a elementos de esta unidad, además de la vocación, es que tengan conocimientos básicos para el cuidado de los caballos y sepan montarlos.

Celosamente cuidados

Destacó que los ejemplares reciben los cuidados adecuados  e incluso son atendidos por un veterinario de cabecera. 

 Además  al momento de adiestrarlos, no se utilizan elementos como las espuelas, los fuetes o las cuartas.

El tipo de caballo que se emplea en esta unidad es de la raza Warmblood, que al igual que cualquier animal responden a los vínculos afectivos con la persona que los cuida y alimenta, mientras que la silla de montar es tipo inglesa; es decir, no tiene  cabezal, de manera que los jinetes controlan al caballo con un 80% de piernas, al apretar la montura y solo 20% con las riendas. 

El oficial González destacó que es un orgullo pertenecer a la Unidad Montada porque niños y adultos los ven con admiración y sin tanta desconfianza como a un elemento operativo de otras unidades.

“Ver la expresión en el rostro de los pequeños cuando nos ven es un orgullo porque no nos ven con miedo, disfrutamos convivir con las personas que llegan a pedirnos acariciar a los caballos y fotos con nuestros compañeros”, agregó.

Esta unidad, cada año, vigila el desarrollo de 20 cabalgatas, en las que se establecen reglas sencillas y claras como el evitar ingerir bebidas alcohólicas al interior de las cabeceras municipales, no circular por la banqueta, cabalgar en grupos y alineados.

Además, cuidan cerca de 30 fiestas patronales, en donde cuidan el orden por la imponente figura de los caballos, en caso de ser necesario, los binomios inician una persecución y elementos de tierra concluyen la detención, recuerda que la unidad ha mostrado su efectividad; por ejemplo, en el Parque Arroyo de la Plata, donde se detuvo a un par de distribuidores de drogas y algunos asaltantes.

La Policía Montada es una de los pocas unidades de la Policía Estatal, donde por su condición, tratan de ser autosuficientes, motivo por el cual, en las instalaciones de la Policía Montada se siembra alfalfa y avena que se utiliza para alimentar, junto con otros granos, a los caballos.

Además las herraduras que utilizan los equinos son puestas por otro de los policías que tiene el conocimiento para hacerlo, los dormitorios, pista de entrenamiento y caballerizas fueron construidas por policías que pertenecen o pertenecieron a esta institución.