×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Por disturbios se pospone la final de la Copa Libertadores

Redacción
~
25 de Noviembre del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




La afición estaba lista para observar el encuentro más esperado en la historia del futbol sudamericano.
Cortesía / La afición estaba lista para observar el encuentro más esperado en la historia del futbol sudamericano.
Loss gases lanzados al exterior del estadio, afectaron a los aficionados.
Cortesía / Loss gases lanzados al exterior del estadio, afectaron a los aficionados.
Miles de policías trataron de contener la pasión de los hinchas de River.
Cortesía / Miles de policías trataron de contener la pasión de los hinchas de River.
El autobús de Boca fue atacado antes de ingresar al Estadio Monumental.
Cortesía / El autobús de Boca fue atacado antes de ingresar al Estadio Monumental.
El título de la Libertadores 2018 se definirá hoy en Buenos Aires.
Cortesía / El título de la Libertadores 2018 se definirá hoy en Buenos Aires.

BUENOS AIRES, ARGENTINA/AFP.- La Conmebol postergó la final entre River Plate y Boca Juniors para hoy a las 2 de la tarde hora del centro de México, a pedido de ambos clubes, al no estar dadas las condiciones para jugar a causa de los graves incidentes que se produjeron en las afueras del Estadio Monumental cuando el autobús que trasladaba al plantel boquense fue atacado por fanáticos del equipo local.

“Quiero felicitar a ambos presidentes porque hubo entre ellos un pacto de caballeros, porque en estas condiciones se desnaturalizó el juego. Uno no puede jugar y el otro no quiere jugar con un rival que no está en condiciones”, dijo el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez.

“En consecuencia, el partido se suspende para el domingo a las 5:00 pm” locales (2 de la tarde del Centro de México), agregó el máximo representante del futbol sudamericano.

El autobús que transportaba al plantel auriazul al Estadio Monumental, en el barrio de Núñez, en el norte de Buenos Aires, fue atacado con piedras, palos y gas pimienta por cientos de hinchas de River que esperaban en una curva de una calle cercana al escenario.

Varios jugadores xeneizes, entre ellos el capitán Pablo Pérez, resultaron con laceraciones en el rostro y los brazos producto de los vidrios rotos y los artefactos peligrosos que ingresaron al micro.

Poco antes del anuncio de Domínguez, la figura de Boca, Carlos Tevez denunció que la Conmebol los obligaba a jugar la final pese a que varios de sus compañeros no estaban en condiciones de salir al campo de juego.

“No estamos en situación de jugar, nos están obligando a jugar el partido”, dijo el ídolo de Boca Juniors, Carlos Tevez, luego del ataque que sufrió el autobús que transportaba el plantel.

Después la Conmebol emitió un comunicado en el cual informó que sus médicos constataron que los jugadores de Boca “sufrieron lesiones de piel superficiales” y que otros dos “refirieron lesiones en la córnea, lo cual no se pudo confirmar con nuestro cuerpo médico”.

Agregó que “consideramos que desde el punto de vista médico no existe causal para la suspensión del partido”.

“Esto es futbol, no una guerra”, declaró luego Domínguez. “Ninguno de los dos cuadros quieren jugar porque se desnaturalizó el partido”.

Boca y River, que se enfrentan por primera vez en una final continental, empataron 2-2 en la ida hace dos semanas, por lo que la serie está abierta para cualquiera.