×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Trotamundos

Visitas V.I.P.

Raúl Muñoz del Cojo
~
01 de Diciembre del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Esta semana pasó como interesante dentro del anecdotario personal, ya que tuve la oportunidad de conocer en la capital de nuestro Zacatecas al cónsul de Estados Unidos para esta zona. Nuestro amigo William Duncan citó a los representantes de los organismos empresariales del estado para compartir ideas y visiones políticas que comenzarán este primero de diciembre. 

Iniciaré comentándole que el consulado de los Estados Unidos en Monterrey tiene la obligación de atender los estados de Aguascalientes, San Luis Potosí, Coahuila, Durango, Nuevo León y Zacatecas. 

Es muy importante mencionar que la labor del cónsul, independientemente de los servicios que todos conocemos,  es la de facilitar trámites u orientar a los mexicanos para ver de qué forma las relaciones entre nuestros estados y su país se llevarán de la mejor manera, y para beneficio de ambas naciones. 

Posterior a una agradable y muy cordial plática surgieron preguntas de interés para ambos, comenzando con la obligada a cada representante de los organismos empresariales y dedicada a lo que se espera de nuestro país y presidente en los siguientes seis años. Como se podrá imaginar las repuestas fueron diversas según la vocación de cada cámara. 

Pero una de las preguntas obligadas de nosotros al cónsul fue referente a las caravanas migrantes y su destino final. Le confieso que la respuesta de William se me hizo de los más honesta, ya que nos comentó que entendía perfectamente la situación de los hondureños y lo mal que les ha ido en su país, pero desafortunadamente los Estados Unidos eran un lugar de leyes, por lo que fue terminante en que nadie pasaría su frontera de manera ilegal. 

Nos comentó también que siempre hay recursos legales para la petición de asilo, pero esas se tienen que hacer en el país de origen de los migrantes. Concluyó comentándonos que por México las posibilidades para que los hondureños crucen de una manera legal son prácticamente imposibles.

Me gustaría poder ver a la brevedad la postura de nuestro nuevo gobierno en este tema, ya que si estas personas no pasan, el problema lo adquirirá Tijuana y los estados por los que pasen. Debemos tener mucho cuidado en que se vuelva a violentar la frontera sur, si se abre el paso o se permiten estas arbitrariedades, el paso de migrantes por nuestro país jamás terminará y a futuro será un grave problema para nosotros. 

Balazo en el pie 

Por más que intento no puedo ver diferente a un fracaso la desaparición del CPTM, consejo que se encargó desde 1999 de la promoción  de nuestro país a nivel mundial, pasando esta responsabilidad a las embajadas y consulados de nuestro país en el extranjero. Este tema aunque no lo crea puede desencadenarse en efectos desastrosos para el turismo nacional. Es increíble que después de tantos años se revierta la seriedad que se le había dado a este rubro y retornemos al famoso “veremos qué pasa”. 

Lo peor de todo es que esta actividad a nivel mundial está ofreciendo un panorama nunca antes visto, asimismo sabemos también que la competencia gracias a los medios de comunicación actuales es fuerte y se debe estar presente, de cualquier forma, en la intención de compra de los consumidores en el mundo. Es una pena que el trabajo desempeñado por verdaderos profesionales se le delegue a las embajadas para que simplemente cumplan con su función. 

Definitivamente los programas de cooperativos con los estados y empresas privadas pusieron a México en otro canal, espero y al final no se arrepientan y se tire por la borda el trabajo hasta ahora realizado. 

Independientemente a esto, me preocupa el ver que en el anteproyecto del presupuesto de egresos se deja sin dinero a programas y proyectos de inversión que otorgaba la Sectur a través del Programa de Desarrollo Regional Turístico Sustentable y Pueblos Mágicos. 

Con un presupuesto superior a los 580 millones de pesos del Prodermágico se pudo financiar con colaboración de los gobiernos estatales y municipales la construcción de centros de convenciones como el de Aguascalientes y Coahuila, el museo Leonora Carrington o el mejoramiento a algunos pueblos mágicos entre otras cosas. 

Si se quiere dejar sin recursos a esta secretaría por la desaparición de este programa y los impuestos cobrados en el aeropuerto se destinan al tren maya, el futuro del turismo en nuestro país lo pintaría como crítico, asimismo y bajo estas condiciones veo la permanencia de la Sectur, ya que sin recursos y teniendo que acudir a Hacienda para todo, un secretario de turismo no se necesita para nada. 

Esta situación puede desencadenar en términos fatales, me daría mucha pena ver exiliado en Chetumal a nuestro amigo Miguel Torruco con tantos planes y sin poder hacer nada al respecto. Me frustraría ver el trabajo de 19 años arrojado al basurero como el NAICM.

Sé que esto es solo el comienzo, pero si no levantamos la voz hora, tal vez mañana sea demasiado tarde. Lo mejor para Miguel Torruco desde este sábado como secretario de Turismo y lo mejor para todos nosotros los mexicanos quienes esperamos le vaya muy bien a nuestro nuevo presidente. Enhorabuena y hasta la próxima.