×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



40 políticos asesinados en el territorio mexicano durante el proceso de transición

Redacción
~
03 de Diciembre del 2018 10:50 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Mayo y junio, los meses con más casos; la competencia electoral sería un factor explicativo de la situación, afirma consultora
Excelsior / Mayo y junio, los meses con más casos; la competencia electoral sería un factor explicativo de la situación, afirma consultora

CIUDAD DE MÉXICO.- Durante el proceso de transición, en todo el territorio mexicano fueron asesinados 40 políticos y 24 de sus familiares, así lo señala el último informe de la consultoría Etellekt.

De acuerdo con información de Excélsior, en este periodo fueron ultimadas cinco autoridades electas: dos alcaldes en los estados de Puebla y Michoacán, pertenecientes al Partido Verde y Morena, respectivamente, y tres regidores, dos de ellos pertenecientes a Morena, en los estados de Jalisco y Colima, y uno más integrante del PRD en Guanajuato.

24 familiares de políticos fueron asesinados durante el proceso de transición

Del total de agresiones registradas contra políticos, 111 se dirigieron contra hombres, 38 contra mujeres y dos más contra grupos de militantes. El 63% de las agresiones contra mujeres políticas se concentró en los estados de Veracruz, con siete; Puebla, con seis; Guerrero, con cuatro; Michoacán, con cuatro, y Chihuahua, con tres.

Del total de mujeres políticas agredidas, 26 eran autoridades o representantes en funciones, siete autoridades o representantes electas y siete dirigentes y militantes partidistas en activo.

Aproximadamente 80% de las agresiones y 90% de los asesinatos se dirigieron contra autoridades, representantes y dirigentes partidistas del ámbito local. Durante este periodo, se han registrado 37 actos de intimidación y amenazas, así como 13 secuestros en contra de políticos del ámbito municipal.

 

 

 

El 67% de las agresiones globales contra políticos se dirigieron contra opositores, siendo Puebla la entidad con el mayor número de agresiones en contra de miembros de la oposición, con un total de 14, seguido por Michoacán, con 13, Guerrero, con nueve; Chihuahua, con siete; Veracruz, con siete; Guanajuato, con cinco, y Morelos, con cinco.

El 60% de los 40 asesinatos contra políticos registrados durante la transición fueron cometidos por comandos armados. Al menos tres de estas víctimas fueron, además, objeto de tortura. Del total de asesinatos, 33 fueron realizados con armas de fuego y cuatro más con arma blanca. Los principales lugares donde ocurrieron estos homicidios fueron en el domicilio de las víctimas, con un total de 12 casos, nueve en la vía pública y siete al interior de sus automóviles.

Tras la conclusión del proceso electoral, los niveles de violencia contra políticos en México descendieron en el proceso de transición a niveles comparables con los de septiembre de 2017. Los dos meses más violentos de 2018 fueron precisamente mayo y junio, previos a la jornada del 1 de julio, lo cual expone que los factores explicativos de la violencia política en México también se encuentran en la propia competencia político-electoral”, apunta el informe.

Sólo en 25 % de los asesinatos de aspirantes ha habido detenciones. De acuerdo con información de fuentes abiertas, en 12 de los 48 asesinatos contra candidatos y precandidatos en el pasado proceso electoral 2017-2018, se han realizado al menos 22 detenciones de los presuntos responsables. Sin embargo, en muchos de estos casos, las víctimas perdieron la vida a manos de comandos armados, aspecto que refleja los elevados niveles de impunidad en los hechos de violencia contra políticos y aspirantes.

Del 2 de julio al 1 de diciembre, casi cinco meses en los cuales se concluyó el proceso de transición a nivel federal, Etellekt registró un total de 151 agresiones globales contra políticos, con un saldo de 40 asesinatos (tres de ellas mujeres). Adicionalmente, fueron asesinados 24 familiares de políticos.

De las 151 agresiones contra políticos, 127 fueron agresiones directas y 24 más contra sus familiares.

37 actos de intimidación y amenazas a políticos se registraron del 2 de julio al 1 de diciembre

Rubén Salazar, director de la consultora destacó que “40 políticos y 24 familiares de políticos han sido asesinados en el periodo de transición; los estados más violentos son Guerrero, Puebla y Veracruz”.

El estudio arrojó que los ataques hacia familiares se dirigen hacia legisladores de alto rango, como el caso de la ejecución de la hija de la diputada federal Carmen Medel Palma, de Morena, Valeria Cruz Medel, quien fue asesinada mientras se ejercitaba en un gimnasio de Ciudad Mendoza, Veracruz.

De acuerdo con el Indicador de Violencia Política de Etellekt, entre el 1 de septiembre de 2017 y el 31 de agosto de 2018 han ocurrido en todo el país al menos 850 agresiones con un saldo de 175 políticos asesinados.