×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

El presupuesto como mecanismo político

José de Jesús Vela Cordero
~
06 de Diciembre del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Estos interrogantes son parte del proceso político que deberá concretarse antes de 30 de diciembre.
Imagen / Estos interrogantes son parte del proceso político que deberá concretarse antes de 30 de diciembre.

El presupuesto es entendido tradicionalmente como el eje económico sobre el cual gira la actividad de un Estado moderno; en teoría el presupuesto se integra con tres ejes: orgánica, funcional y económica.  La orgánica es la distribución presupuestal para los órganos, dependencias y organismos descentralizados que integran la administración pública. La funcional es el rubro que abarca las políticas públicas y programas del sector público. Lo económico es la parte presupuestal que el sector público determina para impactar la actividad económica. 

En el caso de México, la naturaleza ha ido cambiando conforme ha pasado el tiempo y los cambios políticos; el presupuesto ha pasado de ser obra exclusiva del Poder Ejecutivo a convertirse en un producto consensado con el Poder Legislativo. 

Años previos a la alternancia política, a finales de los años 90, cuando se prefiguraron los modelos de gobiernos compartidos,  comenzó un ascenso en los montos de los presupuestos de los estados. La razón fue que en el sexenio de Ernesto Zedillo se utilizó el presupuesto como mecanismo de control político en las regiones, en razón de la ruptura política de 1994 con el Salinimo y sus operadores muchos de los cuales fueron gobernadores en esa década.

Los años de la alternancia con los gobiernos panistas y con una geografía política diversa con gobiernos del PAN, PRI, PRD, PT, entre otros; surgió otro impulso a los montos presupuestarios de las regiones, a través de lo que denominaron excedentes petroleros (fueron los años de la abundancia en los gobiernos estales). La fórmula presupuesto y control político desde el centro se consolidó, los procesos de presión y negociación desde las regiones abrieron nuevos mecanismos políticos desde las regiones hacia el centro tanto, a partir de las organizaciones de gobernadores hasta la Cámara de Diputados.

En la actual coyuntura política, la expectativa es ¿Cómo se negociará desde las regiones el presupuesto con el centro? ¿Bajo qué pactos y acuerdos políticos se establecerán las regiones prioritarias para el presupuesto? ¿Quiénes serán los nuevos actores que intervendrán en la mediación del presupuesto? ¿Seguirá siendo el presupuesto un mecanismo de control político? ¿Las fórmulas de recaudación y redistribución presupuestaria seguirán vigentes?

Estos interrogantes son parte del proceso político que deberá concretarse antes de 30 de diciembre. 

Nota. Las interrogantes sobre el presupuesto y la nueva reorganización territorial que se está proyectando, redefinirán nuevos mecanismos de intermediación y también nuevos actores políticos.