×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Padres de familia, en desacuerdo con cuotas

Víctor Castillo
~
06 de Diciembre del 2018 12:37 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Algunos padres de familia impidieron el acceso a clases a los alumnos del Jardín de Niños Leona Vicario; otros, intentaron que los niños se brincaran la reja.
Víctor Castillo / Algunos padres de familia impidieron el acceso a clases a los alumnos del Jardín de Niños Leona Vicario; otros, intentaron que los niños se brincaran la reja.
Algunos padres de familia impidieron el acceso a clases a los alumnos del Jardín de Niños Leona Vicario; otros, intentaron que los niños se brincaran la reja.
Víctor Castillo / Algunos padres de familia impidieron el acceso a clases a los alumnos del Jardín de Niños Leona Vicario; otros, intentaron que los niños se brincaran la reja.
Algunos padres de familia impidieron el acceso a clases a los alumnos del Jardín de Niños Leona Vicario; otros, intentaron que los niños se brincaran la reja.
Víctor Castillo / Algunos padres de familia impidieron el acceso a clases a los alumnos del Jardín de Niños Leona Vicario; otros, intentaron que los niños se brincaran la reja.
Algunos padres de familia impidieron el acceso a clases a los alumnos del Jardín de Niños Leona Vicario; otros, intentaron que los niños se brincaran la reja.
Víctor Castillo / Algunos padres de familia impidieron el acceso a clases a los alumnos del Jardín de Niños Leona Vicario; otros, intentaron que los niños se brincaran la reja.

ZACATECAS.- Un grupo de padres de familia, no mayor a 10 personas, impidió el acceso de los alumnos del kínder Leona Vicario, acusando a la directora y maestras de condicionar la educación de los menores por una cuota de 650 pesos.

Los padres estuvieron encabezados por Liliana Esquivel Hernández, presidente de la mesa directiva, quien aseguró que estas y otras irregularidades, además de denunciarlas ante los medios de comunicación, lo han hecho ante el Departamento Jurídico de la Secretaría de Educación del Estado.

Edith García Reyes, madre de familia, relató que los padres que quieren pagar la cuota, lo hacen, la que, en su mayoría, se utiliza para mejorar el plantel y comprar material didáctico.

Marisol Nava de León, supervisora de la Zona Escolar 67, dijo que las denuncias de la presidente de la mesa directiva fueron recibidas en el Departamento Jurídico de la Secretaría de Educación y fueron rechazadas por carecer de pruebas.

Después de 40 minutos de acusaciones de ambas partes, con las autoridades educativas manifestando su desaprobación, un vecino del lugar, a petición de los padres de familia inconformes con el cierre del kínder, rompió cadenas y candados instalados por las personas que tomaron las instalaciones de la institución educativa para que maestros y alumnos pudieran entrar a desarrollar su labores como todos los días. 

Los menores ingresaron a la escuela para su jornada académica.