×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Rinden homenaje a Eva del Rosario, la policía asesinada ayer en la Alameda

Redacción
~
06 de Diciembre del 2018 15:15 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Sus compañeros de la Dirección de Seguridad Pública le rindieron un homenaje de cuerpo presente a Eva del Rosario.
Imagen / Sus compañeros de la Dirección de Seguridad Pública le rindieron un homenaje de cuerpo presente a Eva del Rosario.
Los hijos de la policía Eva del Rosario recibieron la bandera que cubrió el ataúd de su madre.
Imagen / Los hijos de la policía Eva del Rosario recibieron la bandera que cubrió el ataúd de su madre.

GUADALUPE.- La policía municipal Eva del Rosario Espinoza González, quien fue privada de la vida la tarde del miércoles en cumplimiento de su deber, fue homenajeada de cuerpo presente en un emotivo acto al que asistieron autoridades, compañeros y familiares.

Bajo un sol que por momentos se escondía entre las nubes, el cortejo fúnebre anunció su arribo cuando las sirenas de decenas de patrullas se activaron emitiendo un ruido ensordecedor que se escuchaba a varias cuadras a la redonda.

El féretro era trasladado en una patrulla de la Policía Municipal y fue bajado por elementos de esta corporación quienes lo acomodaron bajo la sombra de una carpa; al lado, resaltaba una fotografía de Eva.

Sus compañeros colocaron la bandera de México sobre el ataúd.

Gilberto Murillo, elemento de la corporación, brindó unas palabras de reconocimiento a la trayectoria de los policías caídos con una voz que por instantes se quebraba.

Dentro de las paredes de la corporación resonó el Toque de Silencio y policías de diferentes corporaciones montaron guardias de honor en un acto lleno de emotividad que alcanzó su parte más álgida cuando la hija de Eva, de unos nueve años, recibió junto con sus cuatro hermanos la bandera que cubrió a su madre.

"Tienes que sentirte orgullosa de tu madre, murió en cumplimiento de su deber" le exclamó su  abuelito, mientras el lábaro patrio era depositado en sus manos.

Los llantos entremezclados de consternación, coraje y melancolía apenas se escuchaban y se intensificaron cuando el féretro fue subido a la carroza que lo trasladó a su última morada, en el panteón municipal en un acto al que únicamente asistieron familiares y compañeros.

En el evento estuvieron presentes Ismael Camberos Hernández, secretario de Seguridad Pública; Carlos Alberto de Ávila Barrios, secretaria del Ayuntamiento de Gudalupe; Oswaldo Caldera Murillo, director de Seguridad Vial, entre otras autoridades.

Rocío Aguilar Borjón, vocera en materia de seguridad, informó que la familia de Alejandro Beltrán Martínez, el otro policía caído ayer por la tarde en la Alameda, decidió que los funerales fueran privados y por ese motivo no fue homenajeado de cuerpo presente.