×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Historias humanas

Lencho es un apasionado de la carpintería

David Castañeda
~
05 de Enero del 2019 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Lencho es médico laboratorista, pero su pasión desde jovencito, fue la carpintería.
Imagen / Lencho es médico laboratorista, pero su pasión desde jovencito, fue la carpintería.

FRESNILLO.- Lorenzo de Jesús Valdés, lleva más de tres décadas dedicado a la carpintería y ebanistería; descubrió este oficio en la adolescencia, y hasta la fecha, es lo que más disfruta hacer.

Lencho, como lo llaman amigos, clientes y conocidos; llegó por primera vez a la carpintería debido a que fue el taller que más le agradó de las opciones que había en su escuela.

Sin esperarlo y sin haber antecesores en su familia que se hayan dedicado a la carpintería, siguió estudiando, pero nunca dejó de lado la carpintería.

Se fue a Zacatecas a estudiar para ser médico laboratorista, sin embargo ayudaba como chalán en algunas carpinterías de la capital, para apoyarse en sus estudios.

Al concluir la escuela, se regresó a Fresnillo e ingresó a trabajar a lo que hoy es la SAGARPA, como asistente laboratorista veterinario, pero de igual forma lo suyo lo suyo, era la carpintería y decidió iniciar su propio taller en el año de 1992, aproximadamente.

Debido a que en su trabajo como laboratorista tenía un horario fijo y era matutino, todas las tardes las dedicaba a la carpintería; sus primeros trabajos fueron los muebles de su casa, incluidas las cunas de sus dos hijos.

Gracias a su talento, de inmediato fue contratado por el vocalista de los Temerarios, Adolfo Ángel, a quien le fabricó unos libreros para las oficinas de la agrupación.

Después de 15 años de servicio en la SAGARPA, decidió tomar un “retiro voluntario” que hubo en la dependencia gubernamental y con el efectivo que recibió, equipó su taller, y fue en ese entonces, en el año 2005 que se fue a la ciudad de Guadalajara a especializarse y comprar herramienta industrial.

Desde ese año y hasta la fecha, sigue apasionado de fabricar muebles únicos y de poder recrear en sus trabajos lo que realmente cada cliente le pide, y para concluir, dijo que el reto más grande al que se ha enfrentado, fue la decoración total de dos locales de Plaza Galerías, en donde compitió con diseñadores y contratistas de otras partes del país sin quedarse ni un solo paso atrás.