×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Historias humanas

María Bañuelos y sus enchiladas de colores

David Castañeda
~
08 de Enero del 2019 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




El sabor de sus enchiladas hace que sean ya un platillo típico de la capital zacatecana.
David Castañeda / El sabor de sus enchiladas hace que sean ya un platillo típico de la capital zacatecana.
María prepara cada platillo con mucho amor.
David Castañeda / María prepara cada platillo con mucho amor.
Hay desde sabores dulces hasta las más picosas.
David Castañeda / Hay desde sabores dulces hasta las más picosas.
Además de enchiladas, ofrece pozole y otros antojitos.
David Castañeda / Además de enchiladas, ofrece pozole y otros antojitos.
Atiende de martes a domingo.
David Castañeda / Atiende de martes a domingo.
Sus enchiladas son las preferidas de varios locales y turistas.
David Castañeda / Sus enchiladas son las preferidas de varios locales y turistas.

ZACATECAS.- María Lourdes  Bañuelos, no solo tiene un sazón exquisito, sino que a sus enchiladas las llena de color y sabor; ella desde hace más de dos décadas se dedica a preparar antojitos mexicanos, entre los que destacan sus tradicionales enchiladas de colores.

Ubicada en la cochera de su casa, en la calle del Vergel número 113, del centro de la ciudad, María de Lourdes comenzó con su pequeño changarro en el callejón de Ozuna.

Al paso de los años, y alimentando a su familia y clientes fue evolucionando su cocina y ya ganando comensales tuvo que cambiar del callejón a un lugar establecido.

Desde entonces, de martes a domingo, desde las 5:30 de la tarde hasta las 10:30 de la noche; ella y su familia, siempre atienden a sus clientes con mucha calidez y amabilidad.

Entre sus antojitos hay sopes, huaraches, pozole verde y rojo, pero el platillo estrella de la casa son las enchiladas de colores, las cuales son sazonadas con ingredientes naturales y con una receta secreta.

Las hay para todo tipo de paladares, desde las agridulces parecido al  mole, pero de color, hasta unas muy picantes.
La idea de estas enchiladas inició originalmente como un platillo para sus hijos que comieran algo llamativo, y desde entonces, y ya con su negocio de antojitos mexicanos, metió a su menú este platillo, y sin necesidad de publicidad, se ha hecho famoso entre los paladares de los zacatecanos y turistas.