×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Brayan se convierte en soldado por un día

Marcela Espino
~
12 de Enero del 2019 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Marcela Espino /

FRESNILLO.-Brayan Méndez Marín cumplió su sueño de ser soldado por un día en una emocionante visita al  97 Batallón de Infantería.

El jovencito de 16 años tiene parálisis cerebral y derivado de ello, se le presentan múltiples síndromes que agobian su cuerpo.

Hace seis años perdió a su madre, Rosalba Marín García por lo que él y su hermano menor, quedaron a cargo de sus abuelos maternos, José Marín Robledo y Rafaela García Ávila, en Río Florido. Su padre vive en Estados Unidos, pocas veces tiene contacto con ellos.

Brayan es alegre y a pesar de que sus condiciones no le permiten hablar, logra expresar sus emociones cuando se encuentra en la escuela, acude dos veces por semana al Centro de Atención Múltiple Gabriela Brimmer, donde cursa el cuarto año de primaria.

A las 9 de la mañana, en el batallón, su comandante, el coronel Francisco Díaz Centeno, recibió al joven, quien llegó acompañado de sus tíos.

En el dormitorio ya le esperaban una placa con su nombre y el uniforme oficial de la Secretaría de la Defensa Nacional, confeccionado a su medida y de inmediato se lo puso.

En el patio cívico de las instalaciones, aguardaban las autoridades municipales y de las fuerzas castrenses para entregar un distintivo y un casco al soldado honorario.

Como es costumbre en las instalaciones, se realizaron honores a la bandera y de esta manera, se dio la bienvenida a la familia. Al término de la ceremonia, la banda de guerra tocó una diana en honor a las visitas.

“Pusimos todo nuestro empeño para que nuestros invitados gozaran de esta, su casa; no obstante, debo decir que nuestro actuar sería para levantar su moral y su ánimo, pero creo que nos equivocamos, ya que somos los militares quienes no hemos encontrado con tremendo regocijo a un ejemplo de vida, ejemplo de lucha y nuestros paradigmas, cuando de valor se trata gracias Brayan por venir y fortalecer nuestros corazones”, expresó en el micrófono, uno de los mandos del batallón.

Al término de la ceremonia de bienvenida, los visitantes conocieron la labor de los equipos que componen a las fuerzas castrenses, los binomios caninos dibujaron una sonrisa en el jovencito.

De igual manera, subió a los vehículos militares acompañado en todo momento de sus nuevos  compañeros del 97 Batallón de Infantería.

Aracely Marín García, su tía, refirió que Brayan necesita los cuidados de un bebé, por lo que  el día a día es complicado para sus padres. Pese a ello, tienen la satisfacción de cumplir con la última voluntad de su hermana, en el cuidado de sus hijos.