×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

La Fuerza Aérea se suma a la vigilancia contra el 'huachicoleo'

Excélsior
~
12 de Enero del 2019 12:41 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Actualmente hay 4 mil efectivos del Ejército, la Marina y policías federales cuidando la red de distribución de combustibles en México.
AFP / Actualmente hay 4 mil efectivos del Ejército, la Marina y policías federales cuidando la red de distribución de combustibles en México.

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que, como persiste el sabotaje y la ordeña en ductos de distribución de combustible, el caso más reciente en el de Tuxpan-Azcapotzalco, la Fuerza Aérea se sumó a las tareas de vigilancia.

Recordó que ya hay cuatro  mil efectivos del Ejército, la Marina y policías federales cuidando la red de distribución de combustibles en el país, que se compone de mil 600 kilómetros de ductos estratégicos, por medio de los cuales se transporta el equivalente a 400 mil barriles diarios de gasolinas.

"Desde ayer y hoy, de manera muy especial, empieza vigilancia en helicópteros de la Fuerza Aérea en todos los ductos, y se están creando bases especiales cada determinada distancia”.

Explicó que la ordeña en ductos por parte de grupos criminales sigue latente, pues el pasado jueves por la noche, por tercera ocasión, rompieron el ducto Tuxpan-Azcapotzalco, lo que impacta en la distribución en la zona centro del país.

"Ayer en la madrugada rompieron el ducto; se reparó; estuvo cargado, empacando, funcionado todo el día y a las 11 de la noche lo volvieron a romper, ya se está reparando; me informan que en una hora más se restablece. Esto es lo que se está reparando, ya lo dije: ¡A ver quién se cansa primero!”, aseveró.

López Obrador recordó que cuando inició su plan contra el huachicoleo se robaban el equivalente en litros a 800 pipas, y se redujo a 100, lo cual ha generado una recuperación para Petróleos Mexicanos de alrededor de tres mil millones de pesos.

Por ello, pidió la comprensión de la sociedad y dijo que no debe haber sicosis, pues no hay desabasto de gasolina, resaltando que “la tendencia es que se va a normalizar el abasto; no quiero decirles cuándo, porque no quiero fallarle a la gente. Decirles que estamos trabajando para normalizar el abasto lo más pronto posible, no va a mantenerse esta situación por mucho tiempo. Tenemos gasolina suficiente”.

El presidente aseveró que el gobierno no dará “un paso atrás, ni siquiera para tomar impulso”, en la lucha contra la corrupción, por lo que los llamados “huachicoleros de cuello blanco” serán sancionados.

Ya están abiertas investigaciones para sancionar, castigar a los involucrados, en el propósito también de aplicar el criterio de limpiar de arriba hacia abajo, porque la corrupción en México se ha dado de arriba para abajo, y así vamos a barrer el gobierno, como se barren las escaleras”.