×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Andanzas

Planeación estratégica 4.0

Ricardo González
~
17 de Enero del 2019 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Apreciable lector/a espero que este 2019 se nos presente lleno de retos y satisfacciones, su atenta lectura será siempre agradecida.

Siempre he buscado la medianía, aceptar aciertos y errores de las partes. Los absolutos solo nos llevan al error.

Lo primero es que de una vez el Gobierno Federal se asuma como tal, sus días en la oposición quedaron atrás. Ya no hay pretextos.

Segundo. La opinión respetuosa de cualquier ciudadano debe ser menospreciada, ni mucho menos hacer burla de ella.

Bien por la intención de hacer manuales de operación para el comportamiento de los funcionarios de todos los niveles, pero les recomiendo crear unos que contemplen los valores cívicos, administrativos, y legales del siglo 21.

Quienes hemos podido visitar los Estados Unidos hemos visto como la infraestructura está bien planeada y planificada. No se construyen colonias y colonias; se construyen asentamientos urbanos con centros comerciales, escuelas, departamentos de bomberos y policías. En nuestro país ni el área de donación respetan.

¿A dónde voy con todo esto? A que desde que el gobierno federal entró en funciones parece que ha estado actuando sin rumbo, sin planeación, sin medir el impacto de sus acciones.

Sus acciones son populares, una amplia gama de ciudadanos ha visto con buenos ojos las medidas gubernamentales. Sócrates y los filósofos griegos siempre tuvieron sus distancias con la democracia, las mayorías no siempre son sabias.

Gobernar significa pues hacer acciones que tal vez parezcan tener poco calado en el grueso de la sociedad, pero que a la larga se notará.

El tema que nos tiene a todos atentos es la gasolina. Hechos: desde hace varios años el robo de este combustible laceraba las finanzas públicas. Las redes de robo provenían desde dentro y desde fuera pasando por altos funcionarios de Pemex así como por carteles de droga.

Actuación gubernamental: Cerraron los ductos, militarizaron varios centros de Pemex, distribuyen gasolina con pipas a todo el país.

Estoy seguro de que la mayoría de ciudadanos apoyamos el fin último de todo este enredo: eliminar el robo de combustible. Para de esa forma mejorar las finanzas del estado.

No pedimos al gobierno que baje la guardia, le pedimos altura de miras, que hagan una buena planeación de sus futuras actuaciones para que tengan planes de contingencia adecuados y suficientes.

Que no actúen por ocurrencias. La corrupción mata, genera desigualdad y termina dañando a todos los miembros de la sociedad.

Su lucha contra la corrupción debe ser severa, eficaz y contundente. Contra personas de cualquier gobierno anterior o presente.

Que no se les canse el ganso, que entiendan que gobernar un país es cuestión de estadistas no de partidos. Los criticaremos siempre porque así funciona la democracia. 

*Profesor UAZ