×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Impuestos estatales y su manejo

Alejandro Enríquez Suárez del Real
~
29 de Enero del 2019 04:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Esperamos que se entienda que señalar y disentir no es estar en contra.
Imagen / Esperamos que se entienda que señalar y disentir no es estar en contra.

Para la Confederación Patronal de la República Mexicana, en su Centro Empresarial de Zacatecas, s.p., ha sido una constante la defensa de sus agremiados y el señalamiento del manejo de los recursos públicos en el estado.  Esperamos que se entienda de una vez por todas, que señalar y disentir no es estar en contra, sino exigir transparencia respecto a donde se encaminan las políticas públicas del estado en materia tributaria y su gasto.

Al inicio del presente Gobierno aumentaron algunos impuestos, “descubrieron” algunos otros y se inventaron otros más; es decir, en términos generales aumentaron la carga impositiva al ciudadano en general y al empresario en lo particular.

Luego vienen y nos venden “un gran logro” administrativo, al no contraer más deuda y que se está pagando la contraída; este tipo de posturas,  nos parecen por demás asfixiantes, mediocres e imprecisas; porque no se debe a la gran capacidad administrativa, ni al control de gastos gubernamentales (plan de austeridad), sino al aumento en los ingresos derivados del cobro de impuestos “nuevos e ilegales”.

¿Porque determinamos que son ilegales? Porque a los contribuyentes que han impugnado los mismos, se les concedió el amparo de la justicia federal al declarar inconstitucionales los impuestos “nuevos”, pero la obcecada tozudez del gobierno se impone una vez más.

Es claro y congruente que los ciudadanos participen con la hacienda pública para el desarrollo adecuado del estado en su conjunto, de lo que COPARMEX es un firme impulsor, pero el enfoque que se le dé al gasto público, dependiendo del origen de los ingresos, determina la política pública de gasto del estado, y es ahí donde este gobierno ha dado un revés al desarrollo económico del estado dejando maniatado el incentivo el desarrollo económico y encaminándolo a que lo definan un grupo de asesores o consejeros designados por el propio ejecutivo, lo que impide que se genere un efectivo encadenamiento productivo.

Impulsar a la gran empresa es importante, pero es vital que el impulso y condiciones propicias para las pymes; puede ser la diferencia entre subsistir, crecer o desaparecer. Las políticas hacendarias y de gasto en este gobierno, parecen estar encaminadas a impulsar la desaparición de las pymes, manteniendo sólo el gasto corriente e  impulsando a las grandes empresas.

Se hace una exigencia legítima, a que se rectifique el camino, no podemos seguir postergando el desarrollo de nuestra entidad, sólo por tener miras cortoplacistas.