×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Oriéntate

Profesiones para prevenir el acoso escolar

Redacción
~
30 de Enero del 2019 08:53 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Es una problemática actual que se da en las aulas y ahí es donde se puede combatir. I
Cortesía / Es una problemática actual que se da en las aulas y ahí es donde se puede combatir. I

ZACATECAS.- La situación actual evidencia la necesidad de contar con especialistas en acoso y nuevos protocolos de intervención.

El acoso escolar se ha convertido en una de las problemáticas más urgente en el ámbito de la educación.

Existen ciertos perfiles profesionales y expertos que deben de intervenir en los espacios educativos, con el objetivo de facilitar la prevención del acoso escolar.

La sociedad y los medios también tienen una importante tarea a la hora de educar en valores y fomentar ciertos comportamientos que visibilicen respeto y tolerancia.

Cuatro de cada diez estudiantes admiten que, a lo largo de su formación académica, sobre todo en la etapa de Secundaria, han sido víctimas de acoso escolar y la gran mayoría de estos casos han pasado desapercibidos para los docentes y familiares.

Aquí te presentamos cuatro profesiones enfocadas a la prevención del acoso escolar:

Perito judicial especializado en acoso: Se trata de profesionales especializados en la detección y evaluación de situaciones de acoso escolar, que pueden actuar en diversos planos profesionales y que muestran la importancia de este problema social y cómo afecta más allá de los entornos escolares.

Este tipo de expertos en acoso pueden trabajar en centros educativos, en centros asistenciales o en ámbitos policiales y judiciales en los casos más graves de acoso, ciberacoso o violencia en el ámbito escolar.

Docentes con nuevas competencias: Siempre se ha enfatizado el valor del docente como el profesional que no solo transmite conocimientos, sino que también educa en valores y ayuda a que sus alumnos desarrollen habilidades sociales que les ayude a ser respetuosos y sentirse integrados.
Por este motivo, un docente debe ser el primero en conocer cómo detectar y observar posibles comportamientos propios de acosadores y víctimas de acoso escolar.

Pedagogos: Son los profesionales indicados, junto a los psicólogos, para crear guías docentes y actuar como intermediarios entre los alumnos, los equipos de profesores y los familiares, implicándoles en dinámicas que visibilicen la responsabilidad que tienen ante casos de acoso escolar y que deben de hacer para evitarlos.

Trabajadores sociales: Los grupos en riesgo de exclusión social o pertenecientes a minorías suelen ser los perfiles que más se exponen a conductas de abuso y acoso escolar y en los que es más difícil detectarlo, dada ya a la problemática de su entorno.

Por este motivo, cada vez más fundaciones, ONGs y grupos de trabajos comunitario necesitan contar con profesionales sociales que se especialicen en acoso escolar y prevención de la violencia juvenil.

La familia es el entorno más importante y decisivo en la prevención del acoso escolar y en la detección de conductas que puedan ser típicas de un estudiante que abusa de sus compañeros, o de otro que esté siendo víctima y lo oculta por miedo y vergüenza.

En este sentido, no estaría de más que especialistas en crear contenido dirigido a niños y jóvenes, ya sea en medios de comunicación, redes sociales u actividades de ocio, cuenten con una guía docente o un manual de estilo con el que puedan ayudar a la prevención del acoso y fomentar ciertos valores de respeto, tolerancia y solidaridad.

No hay que olvidar la relevancia y dedicación que también se debe destinar a todos esos estudiantes que son testigos de situaciones de bullying y no reaccionan ante ello, ni intervienen o denuncian, ya sea por miedo o presión de sus compañeros.