×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

El Obelisco de La Toma de Zacatecas; testigo mudo del tiempo

David Castañeda
~
07 de Febrero del 2019 04:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




El Obelisco de la Toma de Zacatecas, está a 5 kilómetros de la capital, en La Pimienta.
David Castañeda / El Obelisco de la Toma de Zacatecas, está a 5 kilómetros de la capital, en La Pimienta.
Tiene plasmadas imágenes de las tres principales actividades que se realizan en el estado: minería, agricultura y ganadería.
David Castañeda / Tiene plasmadas imágenes de las tres principales actividades que se realizan en el estado: minería, agricultura y ganadería.
Tiene plasmadas imágenes de las tres principales actividades que se realizan en el estado: minería, agricultura y ganadería.
David Castañeda / Tiene plasmadas imágenes de las tres principales actividades que se realizan en el estado: minería, agricultura y ganadería.

ZACATECAS.- El Obelisco de la Toma de Zacatecas, ubicado a 5 km de la capital, en la comunidad de La Pimienta, es un monumento lleno de historia y aunque está descuidado y abandonado, sigue en pie desde hace ya tres décadas.

El doctor Gustavo Dévora Rodarte, cronista de Fresnillo, informó que este espacio cívico se edificó en el mandato del exgobernador de Zacatecas, Genaro Borrego.

Lo construyeron en 1989, en conmemoración del 75 aniversario de la Toma de Zacatecas, y la obra estuvo a cargo del arquitecto Roberto Dávalos Espinoza.

Originalmente cuando se construyó, su finalidad, además de la histórica, era servir como una glorieta, ya que en esa época la carretera era de un solo carril por sentido.

Asimismo, la construcción en ese lugar fue debido a que exactamente ahí, las 21 brigadas del contingente de la División del Norte, del Ejército Constitucionalista, se reunieron antes de la batalla de la Toma de Zacatecas.

Debido a esto, el grabado en la base del obelisco representa este pasaje histórico tan importante para el estado y el país.

Nunca se acabó de construir, ya que al concluir su mandato, Genaro Borrego lo dejó inconcluso y fue hasta la administración del exgobernador Miguel Alonso, cuando se cumplió el centenario de la Toma de Zacatecas, en el 2014, que se le dio “una manita de gato”, pero nunca se completó la obra.
En el plan original se pretendía se le colocarían unas placas, en las que según habría la siguiente frase “En estas tierras triunfó la Revolución que se conserva en beneficio de México”.

Así pues, hoy en día el obelisco de la Toma de Zacatecas solo es un testigo mudo del tiempo, que en su base de cantera lleva grabado las tres principales actividades que se realizan en el estado: minería, agricultura y ganadería.