×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Trágica peregrinación: muere aplastada por la camioneta que llevaba las maletas

Redacción
~
08 de Febrero del 2019 18:39 hrs
×


Compartir



Liga Corta




La mujer venía en una peregrinación desde la Basílica de Guadalupe.
Imagen / La mujer venía en una peregrinación desde la Basílica de Guadalupe.

GENARO CODINA.- Una peregrinación terminó en tragedia debido a la muerte de la señora Felipa, quien murió aplastada por una camioneta de tres toneladas, luego de que esta se quedara sin frenos.

El fuerte accidente se dio en la carretera libre a Aguascalientes, cuando la mujer, de 56 años, y su esposo viajaban a Genaro Codina a visitar a sus familiares, cuando una camionera que transportaba equipaje de una peregrinación, se quedó sin frenos.

La peregrinación había salido desde el 8 de enero de la Basílica de Guadalupe y tenía como destino el santuario del Santo Niño de Atocha en Fresnillo.

Mientras que la pareja estaba a escasos siete kilómetros de reunirse con su familia, la tragedia ocurrió: una camioneta Ford de tres toneladas que cargaba el equipaje de los peregrinos, se quedó sin frenos en la curva conocida como Los Corralitos.

 

Detrás venía una Grand Cherokee, color gris, donde circulaban Felipa y su esposo, y la pesada camioneta les cayó encima. Ella murió, y él resultó ileso.

El chofer, quien se identificó como Sergio de 37 años, explicó el suceso arriba de una patrulla de la Dirección de Seguridad Pública:

"Se me botaron los frenos, le tuve que bombear y ya no agarraron, luego le metí la reversa y la tronó, pero no iba recio".

El hombre fue detenido para ser puesto a disposición del Ministerio Público.

La cabina de la Cherokee fue cubierta con unas cobijas para evitar que se observara el cadáver de la mujer, mientras que con el paso de los minutos sus familiares iban llegando para fundirse en un abrazo, mientras las lágrimas salían de sus ojos y, en el algunos casos la desesperación se apoderaba de ellos.

Mientras tanto, los mismos peregrinos, que dijeron ser 170 divididos en varios grupos, se organizaron para controlar la circulación en este tramo carretero.

Asimismo, llegaron paramédicos de la Coordinación Estatal de Protección Civil y Bomberos de Protección Civil de Ciudad Cuauhtémoc, quienes apoyaron con la estabilización de algunos familiares que resultaron con crisis nerviosa.

Finalmente, el personal del Instituto Zacatecano de Ciencias Forenses, llegó para extraer el cuerpo de entre los fierros retorcidos y llevarlo a sus instalaciones para realizarle la necropsia de ley.