×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Trotamundos

Kamikazes del Turismo

Raúl Muñoz del Cojo
~
09 de Febrero del 2019 04:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




No se porqué pero la cultura japonesa siempre ha sido motivo de curiosidad en mi persona y haciendo honor a esto, hoy quiero compartir con usted el origen del mito kamikaze y su significado, ya que la presencia de esta palabra en nuestro vocabulario data de varias décadas atrás. 

El siglo 13 fue testigo del nacimiento de este mito cuando una flota procedente de Mongolia se presentó por dos ocasiones en cosas japonesas con la finalidad de invadir el país. Por fortuna para los nipones quienes no estaban preparados para combatir con un ejército de esta calaña, un tifón arrasó a la flota enemiga durante el intento de invasión a esta nación. 

Por esto, el tifón fue llamado viento divino y se consideró como una señal de los dioses para este país y como ocurrió en aquella ocasión, siempre se encargaría de la seguridad y supervivencia de esta porción de tierra en el inmenso mar. 

Fue hasta la Segunda Guerra Mundial cuando se popularizó este término gracias a los traductores norteamericanos para referirse a los ataques suicidas efectuados por los pilotos de una unidad especial perteneciente a la armada imperial japonesa en contra de los aliados a finales de esta guerra. El objetivo era detener el avance de los barcos en el Océano Pacífico y evitar así la llegada de estos a costas japonesas. 

Bajo esta premisa, los aviones suicidas eran cargados con 250 kg de explosivos e impactaban, deliberadamente, contra barcos enemigos con la consigna única de hundirlos o averiarlos, tan fuertemente, para que no se contara con ellos posteriormente en la batalla. 

Esta unidad especial desapareció cuando Japón presentó su rendición en la guerra. Actualmente se cuenta con numerosos testimonios y registros acerca del nacimiento y desarrollo de esta famosa unidad de ataque. 

Curiosamente en Japón esta palabra no tiene ningún sentido; pero el resto del mundo la aplica para cualquier tipo de ataque suicida sin importar el método empleado ni la nacionalidad del agresor.

Y todo esto lo saco a relucir por el término usado por la Coparmex en la semana, donde  mencionaron que el invertir todo en el proyecto del tren maya es suicida y deja a nuestro sector (el turístico) como víctima de falta de visión a largo plazo por parte de las autoridades. 

La Confederación Patronal de la República Mexicana en un comunicado señaló que el turismo es una industria que genera uno de cada 1o empleos formales en nuestro país y que aporta una derrama de 21 mil millones de dólares anuales. Comentan ellos también que según el INEGI, el turismo representa un 8.7% del PIB y emplea a 4 millones 145 mil personas en forma directa, lo que representa un 8.6% del empleo total, mencionaron. 

Gustavo de Hoyos lamentó la falta de visión por parte de las autoridades a largo plazo y también criticó la concentración total del presupuesto para el rubro turístico en proyectos como el tren maya, ya que sin mas criterio que una decisión presidencial se priorizan proyectos que carecen de estudios de viabilidad económica, ambiental y aunque no lo crea, del respaldo de las comunidades locales. 

La critica del presidente nacional de Coparmex va dirigida también a lo que se quiere de Fonatur, ya que si concentra su labor en el desarrollo del tren maya, abandonaría su vocación como institución de planeación y desarrollo de infraestructura turística y urbana. En pocas palabras, solo sería en el futuro un coordinador del proyecto ferroviario. 

La liquidación anunciada del CPTM no viene acompañada de una nueva estrategia ni organismos para la promoción turística de México en el país y el extranjero, lo que refleja y nos hace pensar que esta actividad ha dejado después de muchos años de ser una prioridad. 

Este comunicado critica también que programas específicos, como el de Pueblos Mágicos, con impacto directo en pequeñas localidades no tengan presupuesto para 2019. Ni que decir del abandono de la obra de infraestructura más importante del país y el sector turístico; el NAICM.

En este contexto, la Coparmex ve en deterioro la imagen turística y el potencial del país en este rubro. Asimismo rechazaron el debilitamiento o eliminación de los organismos clave para el desarrollo de esta industria generadora de recursos y de gran potencial para México. 

Como podrá darse cuenta, es muy agradable para los de nuestra industria ver la preocupación de la Coparmex por el futuro de nuestra industria. 

Espero también que en el Tianguis Turístico finalmente se den a conocer los lineamientos de la política turística de esta administración y, si se puede, se nos explique el futuro de los temas mencionados anteriormente. 

Créame que no es negación personal ni malas vibras, es mas, le comento que mis deseos son el éxito de nuestra administración federal actual pero los hechos en estos primeros dos meses de administración nos dejan mal parados en el mercado turístico internacional. 

Finalmente mencionarle que a estas alturas se puede recomponer el rumbo, que así sea. 

Hasta la próxima.