×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Lorent Saleh; el horror de ser preso del chavismo

Excélsior
~
10 de Febrero del 2019 11:27 hrs
×


Compartir



Liga Corta




La historia de vida de Lorent Saleh está marcada por la represión del chavismo.
Excelsior / La historia de vida de Lorent Saleh está marcada por la represión del chavismo.

CIUDAD DE MÉXICO.- La historia de vida de Lorent Saleh está marcada por la represión del chavismo: conoce las dos cárceles donde están 250 presos políticos: La Tumba y El Helicoide. Entró de 26 años y salió de 30, y es capaz de describir las prácticas de tortura más sofisticadas a cargo del régimen sudamericano en lo que él mismo llamó “el manicomio futurista”.

En 2014, Saleh ingresó a la Tumba, el sótano de cinco pisos de la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), que desde 2014 mantiene privados de la libertad a activistas civiles y militares en el centro de Caracas.

Es un centro de tortura que contiene siete celdas de dos por tres metros cuadrados, donde todo es blanco, limpio y silencioso; donde lámparas brillantes apuntan al rostro de los presos a manera de interrogatorio durante horas.

“De pronto oí un rugido, como de una turbina. La descompresión. Y luego otra puerta. La abrieron. Y entramos. Parecía el cuarto de refrigeración de un matadero. Había sólo siete calabozos. Todos vacíos. Me metieron en uno y cerraron las rejas”, describió al periódico El Mundo.

“¿Pero qué pasa a las 12 horas de estar en esta posición, con las manos esposadas y una intensa luz blanca en la cara? ¿Y a las 24? ¿Y a la semana? Extenuado. Destruido”, agregó.

Saleh estaba esposado con unas argollas envueltas de periódico para que no dejaran marcas en sus muñecas, dentro de la dependencia que opera como la policía política del presidente Nicolás Maduro. La institución formada por los agentes que arrestaron al exalcalde caraqueño Antonio Ledezma y que el 13 de enero retuvieron al opositor Juan Guaidó.

Trayectoria de resistencia

A los 23 años, Saleh fundó la organización no gubernamental Operación Libertad, que trabaja desde 2011 por la defensa de los derechos humanos, cuyo lema “Nuestra meta es liberar a Venezuela y establecer nuevamente la democracia en el país”. Esta frase, publicada en pleno gobierno del expresidente Hugo Chávez, hace eco con las exigencias actuales de la oposición.

“La neutralidad no es apoyar al presidente Maduro, no se puede ser neutral cuando lo que piden los opositores es que se respete la Constitución y apoyar a Maduro es irrespetar la Constitución. ¿Eso es neutralidad, apoyar a quien tiene el poder a punta de fusiles y de muertos?”, declaró Saleh esta semana en entrevista con Pascal Beltrán del Río para Imagen Radio.

Saleh tenía cuatro juicios abiertos por terrorismo, concierto para delinquir y conspiración. En 2011 fue acusado por resistencia y desobediencia a la autoridad y agresiones personales. De hecho, fue detenido temporalmente junto con su madre, según relató el gobierno venezolano durante un proceso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Los venezolanos necesitamos y merecemos vivir en democracia”, agregó el activista, quien estuvo en México desde España durante la visita del presidente Pedro Sánchez.

En 2014, un acuerdo secreto permitió que Saleh fuera entregado a Venezuela por parte de Colombia, durante el gobierno de Juan Manuel Santos, e ingresó a La Tumba.

Al año siguiente, la CIDH exigió preservar su vida e integridad, proporcionar atención médica y adaptarse a los estándares internacionales.

En 2016 fue trasladado al Helicoide, un penal que reúne a presos políticos con reos comunes, que fue construido para ser un complejo comercial caraqueño en los años 60 y se convirtió en una prisión del régimen.

Aun siendo preso de esos lugares, en 2017, Lorent Saleh recibió el premio Sájarov, con el que la Unión Europea galardona la lucha por la defensa de los Derechos Humanos.

“Se trata de que los venezolanos podamos comer, tener medicamentos, que podamos levantar a un país que destruyeron”, reiteró. Hoy, dijo, vivimos días de mucho trabajo, pero hay algo superior al cansancio y es la voluntad de un pueblo de ser libre y que sigue en pie, tras 20 años de represión y maltrato. Veinte años de sufrimiento es suficiente. Y mencionó que Nicolás Maduro “usurpó el poder y a través de las balas mantiene el poder”.

El activista argumentó que cuestionan el mandato del presidente Maduro porque “cuando hay usurpación la Asamblea Nacional tiene el deber de cambiar el poder”. Maduro —indicó— “decidió perseguir partidos, expulsar y perseguir a opositores y obligar al pueblo a que lo reconociera”.

Llamado a México

Saleh mandó un mensaje al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para que apoye la democracia.

“Venezuela merece un cambio, merece medicina para los niños, y ese cambio no merece ser obstaculizado por gente que mantiene la tiranía”, aseveró Saleh, quien fue liberado el 13 de octubre de 2018.

“México no puede darle la espalda a los venezolanos envueltos en un baño de sangre. La participación de un país como México es clave.”

El jueves pasado, en Montevideo, inició la mesa de diálogo para buscar una solución pacífica a la crisis del país sudamericano.

El pasado 23 de enero, Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, se proclamó presidente encargado apelando a la Constitución. De inmediato, Estados Unidos expresó su respaldo.

Desde ese día, el legislador ha sumado el apoyo de 40 países, incluidos 19 miembros de la Unión Europea.

“Aquí no se trata de apoyar a un sector, aquí no se trata de apoyar una ideología, aquí no se trata siquiera de apoyar a un líder, aquí se trata de apoyar la constitucional nacional y que lo que nosotros queremos es establecer la constitucional nacional”, sostuvo.