×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

El Recreo

Eliminación del cáncer intermediario

J. Luis Medina Lizalde
~
11 de Febrero del 2019 16:47 hrs
×


Compartir



Liga Corta




El tema de las estancias infantiles dominó el debate en los últimos días, los individuos y núcleos opositores al gobierno de AMLO creyeron encontrar una vez más el modo de bocabajear a un Presidente que después de cada tormenta emerge con más respaldo social una vez que se aclara  el sentido de cada decisión y evidenciadas las deformaciones y ocultamientos de los detractores.

Las  estancias infantiles involucradas en la medida existen para atender a los niños entre 40 días de nacidos y 2 años y 11meses hijos de padres que no tienen prestaciones y por lo tanto acceso a las guarderías del IMSS e ISSSTE, su financiamiento rebasa los 4 mil millones anuales y su conducto institucional era Sedesol.

La Auditoría Superior de la Federación reporta la inexistencia de mecanismos de verificación de los usuarios de las estancias infantiles y de las condiciones de seguridad e higiene de las mismas dado de que se trata de espacios de particulares

Participan en la prestación de este delicado servicio personas de inobjetable desempeño junto a agrupaciones políticas y allegados de influyente que lucran con su condición de intermediarios ente el gobierno y los padres de los niños.

El gobierno de López Obrador dispone eliminar la intermediación sin cancelar las estancias infantiles que realmente cumplan su función otorgando el subsidio directamente a los padres de los niños para que ellos cubran el pago correspondiente a las estancias infantiles  

Los padres estarán en libertad de canalizar el recurso a persona de su confianza en caso de insatisfacción con la estancia infantil, (Contraloría social).

El Secretario de Hacienda al aludir a la opción del abuelo omitió explicar que en países como en Suecia así opera el esquema y que en Los Estados Unidos se pagan los servicios de un familiar atendiendo a su madre enferma en vez de hospitalizarla o recluirla en asilos

 El botín concesionado         

La eliminación de la perniciosa intermediación entre el estado y los ciudadanos en sus diversas facetas es decisiva en la estrategia para limpiar de corrupción la vida pública, sabido es que en la medida en que el gobierno se fue corrompiendo, los conceptos del derecho administrativo diseñados para servir a la sociedad terminaron como botín, es el caso de las concesiones a particulares con motivo de prestación de servicios cuya naturaleza corresponde al estado, de ese modo, las gasolineras, emisoras de radio y canales de televisión, transporte urbano, rutas aéreas, ferrocarriles, supercarreteras y una infinidad de actividades de servicio público asignadas a particulares y grupos privados se asignaron con criterios muy contaminados de corrupción, burlando la ley  a favor de parientes o a cambio de “moches”.

Subrogaciones operadas desde las instituciones de salud corrieron la misma suerte y en los tiempos por venir habrán de brotar en todas sus dimensiones.

Ya nadie niega que la corrupción nos llegó al cuello y que López Obrador tiene al apoyo masivo en todo lo que emprenda contra la misma, aunque alguna gente, ante las consecuencias inmediatas de las medidas contra el huachicol y la corrupción en las estancias infantiles la razón por la cual no se empieza por  identificar y castigar a los corruptos sin producir las afectaciones que resiente la población como es la falta de combustible en un caso y la eventualidad del cierre de estancias infantiles en otro, la respuesta a esta interrogante es clave para entender la política de López Obrador

México se asemeja a un enfermo expuesto a sucumbir ante la enfermedad de la corrupción debido a que durante muchos años  buscó el alivio con medicamentos tendientes a evitar la temida operación quirúrgica, para ilustrar lo anterior basta  el encarcelamiento de Jorge Díaz Serrano, director general de Petróleos Mexicanos en el gobierno de López Portillo ¿Tuvo algún efecto positivo para erradicar la corrupción en Pemex?

 Se multiplicó porque combatir los síntomas no es curar la enfermedad                

La experiencia histórica nos enseña que mientras no se introducen cambios reales en el aparato público la corrupción se convierta en simple bandera política que alienta la normalización de lo podrido haciendo que mucha gente se acostumbre a su mal olor al grado tal que ya ni cuenta se da cuando la tiene enfrente.

Molestias post operatorias

La supresión de la ordeña del presupuesto afectará muchos intereses, los intermediarios chupadores de dinero público van desde la más encumbrada élite político-empresarial hasta ONGs de discurso anti-gubernamental que viven del subsidio, pasando por “lideres” veteranos de  caravanas con sombrero del erario.

La medicina llama “efectos iatrogénicos” a los males derivados del tratamiento,

 Debemos respaldar solidariamente a los responsables y personal de estancias infantiles que no subsistan

Para los ajenos a la corrupción  debe haber alternativa

Nos encontramos el jueves en El Recreo.

@luismedinalizalde

luismedinalizalde@gmail.com