×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Vendedores de comida chatarra se defienden: no está prohibido

Alexa Montiel
~
12 de Febrero del 2019 04:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




En todas las escuelas los comerciantes esperan la salida de los estudiantes para venderles frituras.
Archivo / En todas las escuelas los comerciantes esperan la salida de los estudiantes para venderles frituras.

ZACATECAS.- Comerciantes de  alimentos chatarra a las afueras de las escuelas argumentaron que la venta de este tipo de alimentos solo está prohibido al interior de los planteles. 

Expusieron que desde que tienen memoria ninguna instancia se ha presentado a regular la venta de dulces, churros, refrescos, jugos y todos los productos que ofertan, que se destacan por su amplia aportación de calorías y azúcares. 

Cobra el ayuntamiento

Los vendedores ambulantes declararon a Imagen que anteriormente se hacían convenios con las escuelas para que éstas los dejaran vender, por lo que a la semana entregaban una comisión voluntaria para los gastos de las instituciones; sin embargo, durante los últimos años es el municipio quien les cobra el derecho de piso.

Carlos López, vendedor ambulante ubicado a las afueras de la escuela primaria “Francisco García Salinas”, explicó que es el área de Plazas y Mercados del ayuntamiento, quien a diario acude a realizar el cobro por instalarse en la vía pública, además de regular que los comerciantes ocupen el lugar que les fue asignado, ya que deben estar a 100 metros de la puerta de las escuelas.

“Anteriormente sí dábamos una cooperación voluntaria a la escuela, pero pues muchas veces los vendedores preferimos hacer el trato con el municipio porque luego cada director tiene sus ideologías y es más fácil pagar nuestros 37 pesos diarios y así evitarnos problemas, ya que lo único que buscamos es trabajar”, dijo.

Larissa de Lira, vendedora ambulante que se ubica afuera de la escuela “María Soledad Fernández”, mencionó que la mayoría de los ambulantes que se ubican en el lugar tienen a sus hijos estudiando en dicha institución, por lo que las autoridades educativas han permitido que se ubiquen ahí, y cuando es necesario aportan alguna cuota para la compra de material o cualquier requerimiento.

Cabe destacar que desde 2014 la Secretaría de Educación Pública (SEP), ha hecho múltiples esfuerzos por regular el expendio y distribución de bebidas y alimentos chatarra, lo cual ha provocado altos niveles de obesidad desde una edad muy temprana.