×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Por falta de recursos, detenida la obra del Ágora

Alexa Montiel
~
22 de Febrero del 2019 04:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




 Saúl Monreal
Alexa Montiel / Saúl Monreal

FRESNILLO.- Sin recursos para dar continuidad al proyecto de rehabilitación del Ágora González Echeverría, declaró el presidente Municipal, Saúl Monreal Ávila.

Detalló que a la fecha, el emblemático lugar, lleva un avance del 60 por ciento; sin embargo, se requieren entre 30 y 40 millones de pesos más para poder dar por concluida la mejora de este espacio, la cual comenzó en la administración anterior.

“No hay ningún recurso considerado para este 2019, por lo que tendré que insistir en la Ciudad de México, porque estos son monumentos arquitectónicos e históricos, es decir: tendrá que ser a través de un programa federal como podamos dar continuidad a este proyecto”, dijo.

Puntualizó que en estos momentos, la prioridad y enfoque de su gobierno es el tema de los servicios públicos, motivo por el cual no se etiquetó ningún recurso municipal para la rehabilitación de este lugar.

Además, apuntó que en tanto no se de seguimiento a la obra, las instalaciones permanecerán bajo resguardo de las autoridades y con limitaciones a su acceso, pues aunque hay algunas salas que ya están concluidas, también hay espacios que no tienen ningún tipo de seguridad, por lo que podrían ser peligrosos.

Recalcó que “lo paradójico”, es que la administración pasada comenzó dicha construcción a través de recursos del Fondo para el Desarrollo Regional Sustentable de Estados y Municipios Mineros (Fondo Minero) del ejercicio 2015.

Rehabilitación que tuvo una primera inversión por el orden de los 11.6 millones de pesos aplicados en el tema de la consolidación estructural de mil cien metros de cubiertas en la consolidación de los muros y estructuración general del edificio y tratamiento en sus acabados.

El ágora José González Echeverría fue una de las principales edificaciones de El Mineral que se construyó en el año de 1853 a mediados del siglo 19, considerado como uno de los pocos edificios que respetaron el estilo del neoclásico puro en Zacatecas, lo que le da un mayor valor patrimonial.