×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Parar, temblar y mandar

Jaime Santoyo Castro
~
04 de Marzo del 2019 10:35 hrs
×


Compartir



Liga Corta




 Felicidades a Genaro Borrego.
Imagen / Felicidades a Genaro Borrego.

Hace unos días, Genaro Borrego Estrada, exdiputado Federal, exgobernador del Estado, exsenador de la República y expresidente del CEN del PRI, cumplió 70 años y lo festejó con un acto en tres tercios: una misa, un festival taurino, y la comida con familiares y amigos. 

Genaro fue un extraordinario gobernador que supo combinar y aplicar su afición y sapiencia en el arte de los toros, con su gusto y experiencia política y su amor por Zacatecas. 

Aplicó en política, lo que en el toreo son las premisas fundamentales: Parar, templar y mandar, que implica dominar la situación con inteligencia, para extraer de ella lo mejor que encierra, con resolución en el empeño y elegancia en la ejecución.  

Estas reglas se concretan, según el notario español Juan José López Burniol, en un proceder con valor universal, que pone el acento en la calma para entender, la moderación para resolver y la decisión para ejecutar. 

En su tarea de gobernar, llevó consigo siempre estas premisas, hoy muy escasas en el coso político nacional, pues se plantó con empaque frente a los problemas, sin escurrir el bulto; en corto y por derecho, reconociendo la existencia de problemas y llamando a las cosas por su nombre. 

Con mesura, sin estridencias, sin pretextos, con prudencia y templanza, determinó prioridades, causas y soluciones; seleccionó las mejores alternativas y cuando tuvo la certeza de la decisión a tomar, a la hora de la verdad, ejecutó con la ortodoxia y prontitud necesaria, en función de los intereses generales, con visión de futuro, poniendo todo su empeño y capacidad, e hizo de su gobierno un acierto para nuestra entidad. Una gran Faena que a él le significó salir por la puerta grande y a Zacatecas ubicarse en pos de un crecimiento más justo y adecuado. Más y mejores empleos, educación, salud, seguridad, justicia, servicios y bienestar en general. 

Genaro Borrego es un zacatecano ejemplar, a quien debemos reconocer en todo momento su valía, honradez, dedicación y empeño. Un hombre forjado con los principios y valores de Don Genaro, su padre, que murió siendo presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado; y su madre, Doña Olguita que supo enfrentar sus circunstancias y sacar adelante a sus hijos.  Felicidades a Genaro Borrego.