×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

De mis apuntes

Rescate de Patillos de Goitia

Carlos López Gámez
~
09 de Marzo del 2019 04:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Marcela Espino /

Cada vez que nos alejamos de nuestras raíces en la búsqueda incansable de mejores derroteros, dejamos atrás a nuestros ancestros así como a los usos y costumbres. No tan solo con evocarlos vuelven a la vida. Sin embargo, si regresa a nuestra memoria parte de nuestro pasado, de padres y familiares, incluso de amigos y sin faltar los insustituibles personajes de la barriada o comunidad.

A través de la distancia abundan ejemplos que afianzan la identidad que invariablemente nos une, dado que por muy lejos que alguien esté de sus orígenes jamás se ha extraviado en las sombras de la mente. Nunca se han olvidado de dónde viene mucho menos de su identidad. Parte esencial de ello son los personajes ilustres o ciudadanos ejemplares que dejaron huella de perseverancia, trabajo, dedicación y trayectoria.

En esta región del territorio zacatecano, como seguramente en otras latitudes existen lugares que son puntos de atención para el mundo, si es que se acepta semejante concepto, por impensados sucesos ahí ocurridos que luego han trascendido en la historiografía local y que por ese motivo y otros han sido objeto de atenciones sin paralelo por todos los niveles del gobierno. El pretexto común: Ahí nació un héroe nacional que destacó en... o porque fue el escenario de cruenta batalla, etc.

En algunos de esos sitios las condiciones presentes en materia de servicios e imagen urbana son de otro mundo, porque ahí paso esto o lo otro... Estos privilegiados lugares hasta son escenario de eventos diversos que el mundo se entera por las redes o las mediáticas campañas que cuestan millonadas. Sin embargo en la mayoría de las veces no ocurre lo mismo en otros rincones y consecuentemente esos parajes están olvidados y a punto de extinguirse por la incomprensión oficial.

Uno de estos es la comunidad de Patillos perteneciente al marginado municipio de Fresnillo de González Echeverría. En los nebulosos tiempos de las haciendas aparecía como un disperso y modesto caserío habitado por peones de la Hacienda El Mezquite.

Pues en ese desolado paraje nació Francisco Goitia García. Así se le bautizó y consta en el acta. Un 4 de octubre de 1882 vino al mundo. Sus padres Francisco Bollain y Goitia, mayordomo de la hacienda y la sirvienta Andrea García. El profesor José Farías Galindo, Cronista de Xochimilco y biógrafo principal en uno de sus libros narra toda su existencia y por él conocimos al maestro.

Goitia no fue pintor de cocteles, vestía humildemente y lo que ganaba por sus obras lo repartía entre los menesterosos. Su trayectoria en la pintura universal lo lleva a ocupar un lugar que pocos merecen estar. Goitia no fue del agrado de la elite de la plástica nacional que siempre lo mantenía lejos de sus oropelescas fiestas.

Pues bien, Patillos permanece en la marginación y olvido.

 En el año de 1982 con motivo del primer centenario del natalicio de dos personajes fresnillenses, Goitia y Ponce, se programaron diversas actividades de parte de la administración presidida por José Bonilla Robles. Entre ellas se colocó una placa metálica donde nació el primero y un conjunto escultórico en el inicio del boulevard Hombres Ilustres en el cual aparecen Goitia y Ponce. Al poco tiempo la placa en Patillos desapareció.

Hace poco un grupo de jóvenes de Patillos, dieron a conocer sus inquietudes para rescatar el lugar donde naciera el maestro. Presentaron un proyecto viable en todos aspectos que seguramente debe ser atendido sin condiciones por las propias autoridades municipales.

Los promotores del proyecto son el profesor Marcos Luna Rojas y los jóvenes Rolando González de la Rosa, José de Jesús Castorena Venegas y Eva Castillo Iracheta. Ellos son secundados con firmeza por los 173 habitantes de la comunidad.

De esa manera ha surgido un compromiso y acciones inmediatas para rescatar de la marginación la tierra donde nació Goitia. Estamos plenamente seguros que lo llevarán a cabo los entusiastas jóvenes. Contemplan desde el montaje de un museo comunitario en la casa que habitara el ilustre personaje. Se pretende además el urgente rescate y restauración integral del Jardín donde se encuentra el busto de Goitia.

Los primeros pasos para llevar a cabo el proyecto citado ya se dio. Representantes del Instituto Municipal de Cultura y autoridades educativas de la Región Fresnillo así como integrantes del Club Amigos de Fresnillo, desde luego de la comunidad en general, se han reunido para determinar la manera en que se emprenderán las acciones pertinentes.

La iniciativa de los entusiastas habitantes de Patillos para rescatar de la marginación y olvido a Patillos desde cualquier ángulo que se observe es viable.

A propósito eso de “rescatar Fresnillo” confío en que no sean tan solo palabras de tinte politiquero y populista