×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Delia y Ernestina, mujeres que forjaron su vida a su modo

Norma De Luna
~
09 de Marzo del 2019 04:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Ernestina Castañeda rompió con estereotipos al decidir no tener hijos.
Norma De Luna / Ernestina Castañeda rompió con estereotipos al decidir no tener hijos.
Delia Luján vive para su familia, su profesión y su amor por el deporte.
Norma De Luna / Delia Luján vive para su familia, su profesión y su amor por el deporte.

A lo largo de la historia, la idea del cómo debe ser una mujer y las actividades que debe realizar se ha ido transformando; en la actualidad hay mujeres que destacan en la ciencia, en el deporte, e incluso mujeres suman a sus deberes las tareas del hogar.

Es el caso de Delia Luján y Ernestina Castañeda, mujeres zacatecanas que han alcanzado sus sueños gracias a la perseverancia y el apoyo incondicional de sus familiares.

Delia Luján, es madre de cuatro hijos, licenciada en Nutrición y atleta de alto rendimiento, a sus 45 años participó en el Ironman, una competencia deportiva de triatlón organizada por World Triathlon Corporation.

La familia, el deporte y su profesión son los pilares que rigen su vida, “las mujeres somos parte fundamental en la familia, a pesar de ser profesionista y deportista, los hijos y mi esposo son lo primordial, todo se puede hacer solo es cuestión de organización”, compartió Delia.

El tener a su primer hijo a temprana edad complicó para ella seguir con su sueño académico, aunque le costó noches de desvelo, faltar en momentos de convivencia con amigos y familiares, diferencias con su esposo, no se detuvo hasta graduarse.

“Mis hijos y yo estudiábamos al mismo tiempo, les ayudaba con sus tareas, atendía el hogar a mi esposo y además, estaba al tanto de mi carrera, fue todo un reto pero lo logré”, dijo Delia.

Oriunda de Sonora, se enfrentó a algunos problemas al vivir en Zacatecas, ya que su esposo no compartía su manera de pensar en cuanto seguir estudiando, pues debía atender a la familia; sin embargo, después él cambio de parecer e impulsó su sueño.

Toda su vida se dedicó al deporte, al tener a su cuarto hijo decidió practicar atletismo para bajar de peso y distraer la mente, “me forjó mi carácter y me ayudó a mejorar la convivencia con mis hijos, hice dos maratones y después intenté triatlón”, platicó.

“Es una locura hacer y pensar en esto, cuando tienes casa, familia, pacientes, pero se puede lograr y no te debes limitar en tus sueños”.

Aseguró que en algún momento de su vida dudó sobre continuar con sus planes y metas, pero de una u otra forma se mantuvo en ellos, “Me pasaron mil dudas sobre si estaba haciendo lo correcto con mis hijos, a veces no estar en casa, en momentos importantes, sé que mis hijos van a crecer y hacer sus vidas y no me quiero quedar sola y sin haber hecho nada, por eso sigo adelante”.

Las mañanas las dedica al ejercicio y deberes del hogar, mientras que a mediodía y parte de la tarde a sus pacientes, por la tarde noche a estar con su familia y los fines de semana son de convivencia.

Otra de las mujeres destacadas es Ernestina Castañeda, Ingeniera mecánica, Ingeniera Minero Metalurgista y próximamente Licenciada en Derecho, ha dedicado toda su vida al crecimiento académico y profesional.

“Como todos soñaba con tener una profesión, vivir plenamente y con darle una satisfacción a mi mamá, culminando mi carrera y frente a muchas trabas logré graduarme y cumplir poco a poco mis sueños”, platico Ernestina para Imagen.

Comentó que tuvo muchas trabas para ingresar a una empresa, pues no había oportunidad para las mujeres en comparación con los hombres, o se dedicaban a la docencia o no laboraban; durante algunos años trabajó en Minera Fresnillo, donde aprendió bastante y aprendió a amar a la metalurgia, es por eso que estudio la ingeniería.

Desde pequeña tuvo claras sus metas y planes y en ellos nunca estuvo el tener hijos, ni formar una familia, pues sabía que sus objetivos demandarían mucho de su tiempo y dedicación.

“Soy una mujer feliz, completa, para mí, mis carreras son como mis hijos y a ello me dedico de lleno, ahorita ya ni pensar en una pareja o hijos pues ya me acostumbré a mi libertad”, señaló.

Aseguró que su familia la ha apoyado en la decisión de no tener hijos, con sus profesiones ya alcanzó el éxito y no se arrepiente de ello.

“Cada una de nosotras somos diferentes, cada quien decide a lo que se va a dedicar, si quiere ser mamá, profesionista o lo que deseé, lo importante es que todas cumplan sus sueños y sean mujeres felices”, finalizó Ernestina.