×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Perspectivas

100 días de camino al abismo

Luis Enrique Mercado
~
11 de Marzo del 2019 04:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Imagen /

Los primeros 100 días del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, por lo pronto ha dejado claro de que México vive un cambio de régimen, no sólo un cambio de gobierno.

En esos pocos más de tres meses, tres cosas son claras:
La primera, una enorme popularidad del primer mandatario, de casi 9 de cada 10 ciudadanos, que le dan un amplio apoyo y un gran capital político para hacer lo que él considere conveniente.

Segundo, una semiparálisis del gobierno, porque cambios tan de fondo como los que se están haciendo no arrancan con rapidez y porque en muchos casos quienes llegan a manejar las instituciones no tienen la menor idea.

Tercero, una economía que se está paralizando con enorme rapidez. Ya en el tercer trimestre del año pasado se completaron 90 días de desaceleración que no se veían desde mayo del 2009 y que, si como es lo más probable, se extienden a los tres primeros meses del año, podremos decir que la economía mexicana está en recesión.

En el mismo aspecto económico sobresale el susto que se han llevado inversionistas y mercados. Parar las obras del aeropuerto de Texcoco fue lo primero y le siguieron iniciativas como la de las comisiones bancarias; la baja en las calificaciones de Pemex y la CFE, la iniciativa contra las calificadoras y, en general, un clima contrario a la inversión. Y los síntomas se agravan cuando vemos a la inversión fija cayendo desde el año pasado.

El balance, a fin de cuentas, no es bueno.

Lo único donde hay avance es en la popularidad del primer mandatario.

Todos los demás aspectos revelan que en realidad no hay un proyecto claro de gobierno y que lo único que es evidente es la formación de ejércitos de seguidores de Morena con dinero público.

Los subsidios a los adultos mayores y a los ninis, las becas a los estudiantes de menores ingresos, la actuación de los súper delegados en los Estados, la formación de los Centros Integrales de Desarrollo a donde hay que ir a recoger las ayudas, los créditos a la palabra y el reparto de terneras y pies de cría de vacunos, no indican, sino que el régimen aplica estrategias no de gobierno, sino solo para fortalecer las filas morenistas.

Hoy por hoy, el crecimiento de 4% anual se ve imposible en este primer año, en el que lo más probable es que haya recesión y casi imposible aún a finales de un sexenio que parece caracterizarse por mantener nerviosos a los mercados y a los inversionistas, con lo cual el crecimiento económico se antoja muy remoto.

Y las cosas, sin duda empeoraran conforme pasen las semanas y la parálisis gubernamental aumente con la mudanza de las secretarías a los Estados y con un mayor freno en la economía.
Los 100 días nos dicen que AMLO es hoy casi dios para sus seguidores pero que se gestión gubernamental no se parece nada a esa popularidad.

Hasta el próximo lunes y mientras, no deje de seguir en mi página de FB, Perspectivas de Luis Enrique Mercado y en mi cuenta de twitter @jerezano52.