×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Día de la Mujer

Juan Carlos Ramos León
~
11 de Marzo del 2019 04:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Imagen /

El pasado viernes 8 de marzo se conmemoró el Día Internacional de la Mujer. Contrario a otros festejos, esta celebración no se trata de felicitar a nuestras esposas, hijas, madres, hermanas o amigas como lo haríamos el día de la madre, por ejemplo.

Más bien se trata de que exista un día que invite a la reflexión sobre lo que ha costado reconocer los derechos de la mujer en igualdad de circunstancias que los del hombre ya que, aunque a muchos nos siga pareciendo absurdo, hubo tiempos en los que la mujer fue considerada un ser inferior. Lamentablemente los hay todavía. En algunas culturas y en mentes pequeñas de personas ridículas.
Existe toda una serie de antecedentes para esta conmemoración; una cronología importante que presenta sucesos, personajes, tratados y acuerdos. El día 8 de marzo de cada año es, al mismo tiempo que un homenaje a todas aquellas mujeres que murieron luchando porque se les reconocieran sus derechos, algunas como personajes destacados, otras desde el anonimato, también una invitación a tener presente todos los días el respeto que se les debe porque, ya lo decíamos, aún en nuestros días hay quienes tienen la cobardía de agredirlas y considerarse superiores a ellas.

El día de la mujer no es un día para felicitar a las mujeres por el hecho de serlo ya que no existe ningún mérito en ello. Es un día para felicitar de entre ellas a quienes han sabido sobreponerse a una condición resignada de ser sombra del hombre y pasar a ser extraordinarias en lo que han hecho como madres –sobre todo en aquellos hogares en los que también tienen que ser padres, ante la ausencia de estos- y, por qué no, como obreras, ejecutivas o empresarias.

Es, también, un día para que los hombres que las respetamos hagamos entender a los que no lo hacen que la auténtica hombría no es el sometimiento de las mujeres a su yugo machista sino la procuración de su condición de mujeres a plenitud y el alcance de su realización y felicidad como tales.