×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

La tradición

José de Jesús Vela Cordero
~
14 de Marzo del 2019 04:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




¿Qué tipo de sociedad somos, moderna o tradicional?
Imagen / ¿Qué tipo de sociedad somos, moderna o tradicional?

Una de las ideas políticas vigentes para el estudio y análisis de las prácticas políticas en el proceso para construir un tipo de ejercicio del poder, es el peso e influencia de la tradición en la conformación de la autoridad política.

El concepto nos remite a la tipología weberiana de dominación. El liderazgo que se construye mediante características tradicionales; aunque el modelo es histórico, la vigencia en la formación de la elite política actual tiene elementos tradicionales en su formación, más en una sociedad como la de nuestro país. 

El liderazgo tradicional descansa en el consenso social que acepta conductas y prácticas que deben definir a la autoridad, a los dirigentes y a todo un sistema que debe organizar a la sociedad. Esta tipología y sus elementos constituyen la base de la legitimidad de ese tipo de liderazgo. En la antigüedad se le asociaba a personajes con influencia económica, conocimiento, incluso la edad era un elemento esencial. Un ejemplo de ello, eran los consejos de ancianos que gobernaban a determinada comunidad. 

Los elementos que nutren a un liderazgo tradicional se basan en el linaje, los lazos afectivos, relación clientelar, dinámica de transacción o intercambio, y las relaciones de sumisión. La dinámica política y de rotación es limitada, excluyente, profundamente centralizada, y se legitima en el consenso de unos cuantos. 

En la comunidad política que se vive con un liderazgo de tipo tradicional, no existe la competencia e igualdad de oportunidades, todo es a través de delegaciones de los hombres del poder. La administración o funcionariado  no se define por el mérito o la capacidad sino por la designación directa basada en relaciones tradicionales de pertenencia. 

En toda esta dinámica hay lógica patrimonial del ejercicio del poder, que no admite reglas, limitaciones y transparencia. 

El funcionariado es aquel que crece y se forma bajo la vigilancia del líder, el ascenso se determina como prebenda (premio o remuneración). En ese contexto, la configuración del poder es señorial y solo  admite un centro del cual dimanan todas decisiones. 

Este modelo de liderazgo tiene elementos como la gerontocracia y el patrimonialismo. En ambos casos el ejercicio del poder es vertical, conservador y patriarcal. Esta tipología consolida el privilegio, el linaje y al autoritarismo. 

El liderazgo tradicional se puede observar en nuestra sociedad a partir de cómo se definen las candidaturas o quienes las encabezan, o bien quienes son los dirigentes políticos y quienes ocupan los puestos altos de la burocracia. 

Nota. ¿Qué tipo de sociedad somos, moderna o tradicional?