×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Reflexiones

Riesgos del celular

Isabel Orendain
~
15 de Marzo del 2019 09:19 hrs
×


Compartir



Liga Corta




El celular pasó de ser un lujo a una necesidad.
Cortesía / El celular pasó de ser un lujo a una necesidad.

No quiero ser amarillista pero últimmente en muy poco tiempo he sabido de más o menos de seis personas que les han salido tumores en el cerebro; platicando con un grupo de amigas salió el tema de que el papá de una de ellas que es doctor dice que él está seguro de que el celular es el que está causando todos estos tumores.

Me puse a investigar y en efecto ya existen estudios científicos en donde se ha comprobado que el celular junto con otros aparatos como las computadoras, el microondas, la televisión pueden dañar a nuestros organismos, ya que emiten radiación electromagnética sumamente peligrosa que a la larga puede ser mortal.

Es indudable que en esta época el celular se nos ha hecho un instrumento indispensable que ya no podemos vivir sin él, pero es muy justo que sepamos sus efectos en nuestra salud.

Un  creciente número de investigadores se encuentra en contra de esta tecnología, advirtiendo que podría tener serios efectos biológicos negativos que deben ser reconocidos y remediados.

La Dra. Devra Davis, autora del libro llamado, The Secret History of the War on Cancer, ha estado investigado los peligros de las radiaciones que emanan de los teléfonos celulares.

Un caso interesante que puede servir como una advertencia, es el de una joven mujer que no tenía factores de riesgo  de cáncer y quien desarrolló cáncer de mama multifocal. 

El caso fue revelado en la edición de mayo de la revista de Environmental Health Trusti y resulta que la mujer tenía el hábito de ponerse el celular en el brasier. 

Esto debería servir como una advertencia para todos aquellos que colocan su celular cerca del cuerpo como en bolsillos de camisetas o del pantalón. Sugieren también como regla general, evitar ponerse el celular en cualquier parte del cuerpo, ya que se ha descubierto que el lugar más peligroso, en términos de exposición a la radiación, se encuentra a 15 cm de la antena emisora del aparatito.

En el año 2011 un grupo de investigadores israelís reportó un fuerte aumento en la incidencia de tumores de la glándula parótida, que es una glándula salival que se encuentra cerca de la mejilla, (la misma área en donde uno se pone el celular para hablar) en los últimos 30 años, con el mayor de los incrementos después del 2001.

El 31 de mayo del 2011, la Organización Mundial de Salud (OMS) y la Agencia Internacional en la Investigación del Cáncer (IARC por sus siglas en inglés) emitieron un informe admitiendo que los teléfonos celulares podrían causar cáncer, clasificando su radiofrecuencia de campos electromagnéticos como “un posible carcinogénico para los seres humanos” (Clase 2B).