×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Ahorrar es posible, sólo sigue estos consejos

Excélsior
~
18 de Marzo del 2019 04:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Uno de los consejos financieros más comunes es “antes de comprar algo, piensa si de verdad lo necesitas”.
Imagen / Uno de los consejos financieros más comunes es “antes de comprar algo, piensa si de verdad lo necesitas”.

CIUDAD DE MÉXICO/Excélsior.- Uno de los consejos financieros más comunes es “antes de comprar algo, piensa si de verdad lo necesitas”.

La realidad es que es un gran consejo, pues previene que despilfarres el dinero, por ejemplo, en el nuevo teléfono de moda. 

Entonces conviene preguntarse: ¿para qué habrías de comprar otro cuando tú ya tienes uno en perfecto estado y con un año de vida o menos?

No todos los gastos en cosas materiales son malos. Si no hay que saber cómo hacerlo.

El truco es gastar en cosas que sí necesites y, sobre todo, en las que te hagan ahorrar mucho más dinero del que cuestan o del que gastarías si compras sus sustitutos de forma periódica.

Eso sí hay que asegurarse que los gastos que se realicen en productos de largo plazo sean de buena calidad.
Hoy te presentamos cuatro ejemplos, de muchos que pueden ayudar en lo que tratamos de explicar y que resumen a la perfección esta idea.

Una cosa es segura, todo debe adaptarse a tu presupuesto, no tu salario a lo más caro del sector. Recuerda que lo que se busca en comprar con inteligencia.

UNA CAFETERA DE BUENA CALIDAD
Una cafetera sencilla, pero de buena calidad, te costaría en promedio 380 pesos; lo cual nos indica que recuperarías la inversión con sólo 15 cafés que hagas y que en una cafetería tradicional te costaría el café del día 25 pesos, aproximadamente.

Además, una bolsa de café molido de 400 gramos te cuesta, en promedio, 90 pesos. Con ese dinero te alcanzaría sólo para tres cafés y medio en la cafetería de costumbre.

Sin embargo, esa bolsa sí te rinde para los 15 que necesitas y así recuperar la inversión de la cafetera. Así que no es necesario dejar esa bebida de las mañanas o las noches que tanto te gusta. 

Además ganas en calidad y cantidad de tazas que puedes consumir con la misma, o en otras ocasiones, o menor cantidad de dinero.

Así que tu bolsillo no sufre y tú tampoco lo harás al momento de seguir disfrutando de esta deliciosa bebida que a todos encanta.

Entonces ¿para qué gastar en otro lado?

MÁS DIVERSIÓN PARA TODOS, PERO AL MEJOR PRECIO 

Si eres de los que Netflix o Spotify son parte de su vida. ¿Por qué gastar por separado si se pueden unir fuerzas e invertir mucho menos dinero con una suscripción familiar de ambos servicios?

Con una suscripción de este tipo se obtienen todas las ventajas de cualquier cuenta Premium, entre las que destacan usar las apps sin conexión y olvidarse de los comerciales.

Con suscripciones compartidas se pueden ahorrar, en conjunto, hasta 445 pesos mensuales.

Ese dinero lo puedes usar para mejores cosas.

Así que no espere más e invita a un amigo, a un hermano, a tu pareja o alguien que no puede vivir sin estos servicios como tú y únanse para gastar menos en la suscripción; pero con los mismos o más beneficios que ofrecen estas plataformas.

Entonces pueden seguir con las mismas series y canciones; pero en las mejores condiciones para tu bolsillo.

AGUA EN CASA

Si a ti no te gusta el agua directamente del grifo y por ello compras agua purificada de la tienda más cercana.
Entonces una buena opción son los purificadores de agua. En primer lugar, el gasto más fuerte se realiza al comprar el equipo y en los filtros de repuesto.

De acuerdo con un estudio de la firma Pure It, una familia promedio mexicana gasta poco más de 3 mil pesos anuales en agua embotellada; en comparación, con un filtro, el gasto podría reducirse hasta 50 por ciento.

Entonces la clave será saber elegir el filtro correcto, recuerda que debe ajustarse a tus necesidades y a tu presupuesto, si no hay tiempo para investigar las opciones, no te preocupes en varias tiendas ya hay especialistas en el tema que te pueden ayudar.

Asimismo, su instalación no es complicada, por lo que no tendrás que pagar por lo servicios de una persona para que haga el trabajo.

Así que manos a la obra, prepárate para que en menos de 30 minutos puedas elegir el filtro que más te guste y más dure.

MÁS ILUMINACIÓN, MENOS PAGO EN EL SERVICIO

Aunque un foco ahorrador cuesta más que un fluorescente, alrededor de 70 pesos contra 10, la realidad es que la vida útil del ahorrador es de 10 mil horas, mientras que la de la bombilla es de 1 mil. Es decir, 10 veces más.

Es una inversión a mediano plazo que se recupera y ves reflejada con cada pago bimestral de luz que haces, de acuerdo con expertos de Greenpeace.

Si dejáramos ambos focos prendidos de forma continua durante las 24 horas, el foco ahorrador duraría 416 días; es decir, poco más de un año; mientras que un foco fluorescente viviría sólo 41 días.

Si te preocupa el color de luz que de ellos emana, no te preocupes, hoy en día hay una gran variedad de focos que proveen luz blanca o amarilla, la que sea de tu preferencia ya estará disponible en cualquier ferretería o súper mercado.

Así que no esperes más y ayuda a tu bolsillo y a la ecología al comprar estos focos, pues la electricidad por sí sola contamina.