×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Joven encuentra cadáver en su casa; era su madre

Redacción
~
09 de Abril del 2019 19:02 hrs
×


Compartir



Liga Corta




El hallazgo fue por una fuga de agua.
Cortesía / El hallazgo fue por una fuga de agua.

ESTADOS UNIDOS.- Un joven ganó la disputa de la casa de sus padres; pero una fuga de agua permitió que fuera encontrado el cadáver de su madre, quien desapareció en circunstancias extrañas hace 26 años. El esposo de la víctima es sospechoso de la muerte.

Michael Haim es acusado por la Fiscalía de Florida por asesinar a su esposa en 1993, porque tenía planeado dejarlo y llevarse a su hijo.

Haim se declaró inocente de asesinato en segundo grado en el juicio en su contra en Jacksonville.

Un testigo clave para esclarecer los hechos será el hijo biológico de Haim, Aaron Fraser, quien tenía 3 años cuando su madre desapareció.

En 1993, Aaron le dijo a un trabajador de bienestar infantil: "Papi lastimó a mamá. Papi le disparó a mamá. Papi puso a mamá a fuera y Mi papá no pudo despertarla'".

Sin embargo, los detectives tenían problemas para construir un caso sin un cuerpo, por lo que no pudieron acusar a Haim.

En 2014, después de haber ganado el hogar de su infancia como parte de una demanda por muerte injusta contra su padre, Fraser descubrió los restos óseos de su madre mientras reparaba la propiedad.

Una fuga de agua requirió que Fraser quitara una losa de concreto, debajo de la cual encontró los restos.

Las pruebas de ADN confirmaron que los restos eran de Bonnie Haim, madre de Aaron; y un médico forense concluyó que fue asesinada "por medios no especificados".

En la cubierta donde estaba el cadáver fueron encontrados casquillos del mismo tipo de calibre que un rifle que era del acusado.

Según las primeras indagatorias, Haim abusaba de su esposa, quien había planeado mudarse a un apartamento con su hijo; mientras él estaba de viaje. Bonnie había abierto en secreto una cuenta bancaria y cuando Haim se enteró y la hizo cerrar, comenzó a darle dinero a un amigo de confianza para que la guardara.

El acusado, de 52 años, quien se había mudado a Carolina del Norte al momento de su arresto en 2015, afirmó que su esposa lo había abandonado, junto a su hijo, una noche de enero de 1993; después de haber discutido por problemas maritales.

Haim también dijo que fue a buscar a su esposa, aunque no notificó a la policía sobre su desaparición.

Asimismo, se estableció que Michael Haim fue el último individuo conocido que tuvo contacto con la víctima.