×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Dan 17 años de cárcel a sacerdote por abuso sexual a dos jóvenes

AFP
~
10 de Abril del 2019 12:13 hrs
×


Compartir



Liga Corta




El edificio del Tribunal Supremo español.
AFP / El edificio del Tribunal Supremo español.

CIUDAD DE MÉXICO.- Con una pena de 17 años de cárcel, lo confirmó el Tribunal Supremo español, a un sacerdote que abusó sexualmente de dos jóvenes, en uno de los casos con el consentimiento de los padres, según la sentencia divulgada este miércoles.

 La noticia se conoció en momentos en que el goteo constante de denuncias de presuntos abusos por parte de clérigos en escuelas y seminario llevó a la iglesia española a pedir perdón y modificar sus propios protocolos de actuación ante estos casos.

En su fallo, el Tribunal confirmó una sentencia de una instancia inferior de noviembre de 2017 contra José Donoso Fernández, un antiguo sacerdote en la población de Mengabril en Extremadura (suroeste), a 17 años y 7 meses de prisión.

También confirmó la pena de 4 años para los padres de uno de los menores de cometer abuso sexual  por omisión”, ya que conocieron y consintieron la relación sexual del religioso con su hijo”, indicó una nota de prensa del máximo tribunal.

Los padres, de origen rumano, y su hijo fueron acogidos por el sacerdote en la casa parroquial 2013 y 2014.

“Esta familia dependía, de forma casi completa, de acusado (…), quien se encargaba prácticamente de todos sus gastos, alimentación, vestido, estancia y escolares, y de las gestiones burocráticas que éstos habían de realizar, explicó la sentencia.

Al menos en una ocasión, el sacerdote, “prevaliéndose de la situación de necesidad de esta familia por él acogida, procedió a mantener relaciones sexuales, cuya naturaleza no está totalmente determinada” con el joven de 12 años, durmiento “con él en la misma cama en una habitación de la casa parroquial”, detalló el documento.

Los padres, según el tribunal, supieron de la situación y no se opusieron.

La otra víctima, un monaguillo de la parroquia de 12 años, fue forzado por Donoso Fernández a hacerle una felación en la casa parroquial.