×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Universitarios exigen seguridad en las aulas

Alejandro Román
~
11 de Abril del 2019 11:09 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Los estudiantes que marcharon pidieron que el rector comparezca en el congreso.
Miguel Alvarado / Los estudiantes que marcharon pidieron que el rector comparezca en el congreso.
Más de 200 estudiantes y docentes de la Universidad Autónoma de Zacatecas dejaron las aulas para salir a protestar por el asesinato al interior de la institución.
Alexa Montiel / Más de 200 estudiantes y docentes de la Universidad Autónoma de Zacatecas dejaron las aulas para salir a protestar por el asesinato al interior de la institución.
Más de 200 estudiantes y docentes de la Universidad Autónoma de Zacatecas dejaron las aulas para salir a protestar por el asesinato al interior de la institución.
Miguel Alvarado / Más de 200 estudiantes y docentes de la Universidad Autónoma de Zacatecas dejaron las aulas para salir a protestar por el asesinato al interior de la institución.

ZACATECAS.- Mas de 500 estudiantes y docentes de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), dejaron las aulas para salir a protestar por el asesinato suscitado al interior de la Unidad Académica de Derecho. 

Tras el hallazgo de la joven de 22 años, Nayeli Noemí, de 10 semestre en uno de los pasillos de la facultad, centenares de alumnos salieron a exigir mayores condiciones de seguridad.

 

Medidas de seguridad

Entre las peticiones están que las autoridades de la UAZ utilicen las casetas de las escuelas para no dejar pasar a cualquier persona, crear protocolos de seguridad, capacitaciones para saber cómo actuar en hechos como el del miércoles, y en algunos casos hasta la reactivación del operativo mochila. 

Ya que el agresor de Nayeli, irrumpió con un arma en la escuela de derecho, sin que nada ni nadie detuviera su entrada a la unidad, perteneciente a la máxima casa de estudios. 

La marcha

El contingente partió de las instalaciones de la preparatoria 2 de la UAZ rumbo a Plaza de Armas, para luego dirigirse al congreso local, donde los legisladores tendrían sesión. 

Al llegar al recinto legislativo, entre consignas por la falta de respuesta del gobierno y de los diputados, los alumnos fueron atendidos por la diputada del PT, Gabriela Pinedo y por la morenista Alma Dávila. 

 

Ante los diputados los universitarios exigieron protocolos de seguridad sin cerrar el ingreso libre a las unidades académicas y sin atentar contra la autonomía de la universidad, además del esclarecimiento del caso de la joven fallecida. 

Dijeron que más elementos policíacos o el resguardo de las instituciones no es la solución, pues “hoy en día no sabemos a quién temerle más, si a las autoridades o a los delincuentes”, dijeron durante su recorrido de protesta. 

Piden que comparezca el rector 

Posteriormente un grupo de seis diputados de los 30 que se encontraban en el pleno, atendieron a los jóvenes estudiantes y a algunos maestros, quienes acordaron pedir al rector de la máxima casa de estudios, Antonio Guzmán Fernández, acuda a comparecer ante la 63 legislatura. 

Esto con el firme objetivo de que como máxima autoridad de la casa de estudios, de certeza de los mecanismos que se están llevando a cabo para evitar este tipo de incidentes, sin dañar la autonomía de la institución. 

Reprocharon que tengan que suceder hechos tan lamentables como el de la joven Nayely, para que las autoridades los escuchen y tomen cartas en el asunto, por lo que también exigieron mayores resultados y eficacia, en las inversiones millonarias que se hace el gobierna y que aprueba el congreso, en el tema de seguridad. 

Ante esto los diputados, aceptaron la grave situación por la que atraviesa el estado y aseveraron que la inseguridad ha rebasado todo los límites posibles, pues después de cometer un asesinato dentro de una institución educativa “ya no existe situación peor”. 

Nota relacionada: Comisiones legislativas logran acuerdo con estudiantes de la UAZ

Por lo que de igual forma se comprometieron a exigir mayores resultados al fiscal general del estado, Francisco Murillo Ruiseco, para que el caso de la joven asesinada no quede impune.