×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Exigen vecinos de Colinas del Padre apertura de la unidad deportiva

Alexa Montiel
~
23 de Abril del 2019 04:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Las actividades en la unidad deportiva quedaron suspendidas.
Imagen / Las actividades en la unidad deportiva quedaron suspendidas.

ZACATECAS.- La Unidad Deportiva de la colonia Colinas del Padre continúa cerrada para albergar a más de 160 inmigrantes, lo que ha generado descontento por parte de los vecinos aledaños al lugar y de entrenadores y deportistas.

“No es justo que nos avisen con unas horas de anticipación y menos en temporada vacacional, en este lugar hay quien juega futbol, basquetbol, pesas, caminamos, bueno hasta los niños que usan los juegos están afectados”, dijo Adriana Benítez, vecina del lugar.

La mañana del lunes numerosos usuarios acudieron como todos los días a realizar sus actividades, pero se encontraron con la sorpresa de que el lugar estaba cerrado por seguridad de los migrantes.

El alcalde Ulises Mejía Haro informó mediante un comunicado, difundido la tarde del domingo, que la unidad permanecería cerrada, por tiempo indefinido, para preservar la integridad de las mujeres migrantes, muchas de ellas niñas.

Mejía Haro dijo que este espacio se prestó de manera temporal como un apoyo al Instituto Nacional de Migración (INM), ya que alrededor de 85 son niñas y menores de edad. 

“Son familias enteras que en su mayoría son procedentes de centro América y por supuesto que teníamos que brindar el apoyo para poder respaldar las acciones del Instituto, en lo que son reubicados a otro espacio y repatriados”, expresó.

“Se cancela todo permiso, autorización, clases deportivas, uso de espacios o actividades programadas en la unidad, comprometiéndonos a generar acuerdos para fechas futuras”, establece el comunicado firmado por Lorenzo Miranda, responsable de la Unidad Deportiva.

Seguridad y hermetismo

Imagen visitó la tarde del lunes la unidad para intentar conocer las condiciones en las que viven los 160 migrantes, sin embargo el acceso a cualquier persona está totalmente restringido.

Cuatro elementos de la policía municipal resguardan la entrada principal al gimnasio y un agente del Instituto Nacional de Migración los acompaña.

Cuestionados sobre cual sería la fecha en la que los migrantes serían trasladados a otro lugar y se permitiría el acceso a los vecinos para el uso de las instalaciones, tanto los policías como el agente, dijeron no estar facultados para dar ninguna declaración.

El grupo de migrantes se mantiene concentrado en el Gimnasio, casi nadie sale de la instalación, solamente un grupo de 3 o cuatro por una de las puertas y otro de cinco personas salieron por la puerta trasera a tomar el aire.

Una enorme bolsa de basura fue sacada por trabajadores del lugar, con los restos de la comida que les fue proporcionada, misma que comían en las gradas del lugar.