×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Artistas recuerdan el gran legado de un ícono local

Norma De Luna
~
09 de Mayo del 2019 09:02 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Rafael Coronel.
Cortesía / Rafael Coronel.

ZACATECAS.- “Rafael Coronel, más que un colega fue y siempre será un amigo, un hombre extremadamente generoso y con una disposición a darse siempre”, recordó con afecto el artista plástico, José Esteban Martínez.

Durante la vida del artista recién fallecido, Rafael Coronel, se hizo de grandes amistades que perduraron a través de los años, tal fue el caso de José Esteban Martínez e Ismael Guardado, ambos artistas plásticos.

El maestro José Esteban, compartió que conocer a Rafael es algo que siempre agradecerá pues fue clave para que él, se dedicara a la pintura, se inspiró en sus obras y en la manera en que Coronel, veía el arte.

“Siempre me insistió en que hiciera una exposición de mis dibujos, influyó mucho en mi decisión, antes de pintar yo dibujaba y hacia acuarelas de sus personajes, sin querer queriendo influyó en mí, aceptó el artista”.

Recordó que una muestra de su grandeza fue cuando le ofreció su casa de Acapulco para que, junto a su mujer, se tomara unos días de descanso y se recuperara de tanto estrés,

“Yo lo acepté porque creí que era broma, y resulta que me preparó todo y, junto a mi mujer, pasamos un gran momento”.

 

Tastuán y la niña de Jerez es la obra de Coronel que más le agrada a José Esteban, platicó que es una creación que nos representa muy bien a todos, es muy hermosa y bonita; para el artista es su favorita por los personajes callejeros, por lo limpia y fresca que es.

El arte nos unió a los zacatecanos

Rafael Coronel, Manuel Felguérez, Pedro Coronel, José Esteban Martínez e Ismael Guardado, encontraron entre ellos apoyo y amistad incondicional.

“Los paisanos siempre nos respetábamos y hemos tenido acercamiento entre todos los pintores, Pedro Coronel, Manuel Felguérez, entre todos los de la generación, cuidábamos de nosotros y nuestros trabajos”.

 

 Ismael Guardado, platicó que fue en 1980 cuando inició una verdadera amistad entre Coronel y él, cuando reconocidos pintores zacatecanos se mudaron a Ciudad de México, los paisanos se reunían para charlar, conocer sus trabajos y visitar galerías.

“México fue el lugar donde nos encontramos, nos juntábamos y convivíamos todos los paisanos zacatecanos”.

Lo que más marcó a Ismael sin duda fue el consolidar una verdadera amistad, ya que comulgaban en muchas ideas.

“Incluyendo a Coronel, los creadores de aquel entonces éramos aportadores de arte para nuestro estado y el país entero, y eso fue muy importante”.

Reconoció que no se llegaron a juntar tantas veces como lo habría deseado, pero cuando estaban juntos, fueron momentos esporádicos, pero muy agradables con charlas interminables.

Total admiración a Rafael Coronel

“El trabajo de Rafael es exquisito, sus obras son de sencillez y complejidad, su organización lo llevó a ganarse el respeto de todos y sobre todo su honestidad”.

José, reconoció que la honestidad de Rafael Coronel fue lo que lo llevó tan alto, pues nunca engañó a las personas con sus obras, todo lo tenía planeado y con explicación,

Es muy fácil engañar a la gente con una pintura, pero él nunca lo hizo así, todo lo tenía calculado.

Reconocieron que Coronel fue y será una escuela para futuros pintores, y recordaron sus palabras

“Si quieres pintar antes debes saber dibujar”.

Comentaron que lo repetía constantemente a todo aquel interesado en hacer pintura, pues era la base fundamental del arte al que se dedicaba.

“Es así como un gran hombre y artista deja un legado importante no solo para la sociedad, si no para el gremio de artistas, quienes lo recordarán como un gran mentor y un profesional del pincel”.

Zacatecas dará el último adiós a Coronel en el magno recinto que resguarda sus obras favoritas; lugar donde formó la colección de máscaras más grande del mundo y que, además, es la casa de una impresionante muestra de títeres de diversas partes del mundo.

La Banda Sinfónica del Estado de Zacatecas le abrirá paso a uno de los más grandes íconos de este estado, que con gran orgullo será despedido bajo el azul del cielo que tanto amaba y que lo inspiró desde pequeño.