×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Arma utilizada para asesinar a dos en Cuernavaca se le perdió a la Fiscalía

Redacción
~
10 de Mayo del 2019 08:44 hrs
×


Compartir



Liga Corta




El detenido fue identificado como Maximiliano, de 22 años.
AFP / El detenido fue identificado como Maximiliano, de 22 años.

CUERNAVACA.- El arma utilizada para asesinar a dos líderes de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en una manifestación en Cuernavaca estaba asignada a un elemento de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, según historial de la Fiscalía General del Estado.

Fue hasta 2017 que la pistola, una Glock calibre 9 milímetros, fue portada por un policía en Cuernavaca. La última vez que se utilizó, en servicio de la ciudadanía, fue para impedir el asalto a un cuentahabiente de un banco.

 

El arma fue usada para impedir un asalto

Según documentación de la Fiscalía General del Estado, elementos del Mando Único patrullaban la zona centro de Cuernavaca cuando detectaron un intento de asalto a un cuentahabiente.

Al bajar de la unidad para evitar el robo, fueron atacados a balazos por el presunto delincuente. El oficial que llevaba la Glock 9 milímetros repelió la agresión y evitó el atraco.

Como parte de la investigación del hecho, el arma del oficial y la que usaba el sospechoso quedaron a disposición del Ministerio Público, donde se realizaron pruebas de balística para saber si se habían utilizado con anterioridad.   

 

Desaparición de la Glock

La Glock fue enviada al cuarto de evidencias de la Fiscalía Regional Metropolitana. A la llegada del fiscal Uriel Carmona Gándara, en febrero de 2018, se hizo un proceso de entrega-recepción y se detectó que faltaban varios objetos, entre ellos el arma 9 milímetros.

Ha pasado más de un año desde que las autoridades notaron que faltaba el arma y por fin ha aparecido para cobrar la vida de dos líderes comerciantes y herir a dos más en una manifestación de la CTM en pleno centro de la ciudad.

Ahora, la fiscalía investiga cómo fue que esa arma salió del cuarto de evidencias y a los encargados del área.

 

El día del ataque

Maximiliano, de 22 años, camina entre una multitud de comerciantes reunidos en el centro de la ciudad. Es un día caluroso, pero lleva una chamarra negra con la que se cubre hasta la cabeza y oculta el arma.

Mientras reporteros cubren el hecho y realizan entrevistas, Maximiliano se acerca al grupo donde van los líderes que encabezan la manifestación. En un abrir y cerrar de ojos saca el arma, dispara en varias ocasiones contra Jesús García Rodríguez y Roberto Castrejón, abre fuego a la multitud y huye de la escena del crimen.

Ambos líderes mueren debido a las heridas de bala. Hay dos más lesionados, René Pérez, un camarógrafo de televisión y Rafael, hermano de Roberto Castrejón.

Maximiliano empieza a correr entre calles aledañas hasta caer por unas escaleras, donde perdió el arma que sería encontrada por elementos de Seguridad Pública.

El presunto asesino pudo ser detenido y el arma regresó al lugar de donde salió.